Deporte Internacional

River Plate y Boca Juniors listos para una cita histórica

Los clubes argentinos vencieron a sus rivales brasileños y ahora trasladan el Superclásico Argentino a la gran final de la Copa Libertadores.

Boca Juniors empató frente al Palmeiras, pero fue superior en el global.

 

River Plate hizo su trabajo y eliminó al Gremio. Boca Juniors hizo lo propio y eliminó al Palmeiras de la Copa Libertadores, con lo que el Clásico Argentino River-Boca, hará una final más que soñada para el balompié sudamericano.

Boca Juniors empató en su visita a Brasil y selló su boleto a la final.

El conjunto Xeneixe llegaba con la tranquilidad de la victoria por 2-0 que consiguió en la “Bombonera” y certificó su clasificación con un empate en territorio brasileño en el que volvió a ser fundamental el atacante Darío Benedetto.

La crisis económica, la inflación y la devaluación del peso dejarán de ser durante unas semanas los mayores temas de conversación de los argentinos en perjuicio de un superclásico sin antecedentes.

River Plate logró una clasificación venciendo al Gremio de Porto Alegre.

Será, además, la definición más antagónica en la historia del máximo torneo sudamericano, que en sólo dos ocasiones tuvo como finalistas a equipos de un propio país, los brasileños San Pablo-Atlético Paranaense en 2005 e Inter-San Pablo en 2006, pero sin rivalidad ancestral entre ellos.

Lea También: Solari debuta con importante victoria sobre el Melilla

El 70% de los hinchas argentinos, según los censos realizados por diversas encuestas, contiene el pulso ante los dos partidos que definirán la Copa: la ida se jugará el próximo miércoles 7, en la Bombonera, y la revancha será en el Monumental, con fecha todavía por confirmar.

Conmebol confirmó que este partido se jugará solo con las barras locales.

La Conmebol había estipulado originalmente que se jugara el 28 de noviembre, pero como entre el 30 de este mes y el 1º de diciembre se realizará en Buenos Aires la cumbre del G20, los organismos de seguridad pedirán que el partido se anticipe al miércoles 21.

Ambas finales, que se jugarán solo con público local, serán además las últimas a ida y vuelta de la Libertadores, que desde 2019 instalará el sistema de único partido en sede neutral.

Publicidad

Agréganos a Whatsapp