coronavirus
Sucesos

Niño de 4 años muere al caer en fosa séptica de su casa en Comayagua

Comayagua
coronavirus

Un pequeño de cuatro años murió cuando accidentalmente cayó en una fosa séptica ubicada en el patio de su casa en Comayagua.

El menor respondía al nombre de Óscar Josué Sánchez Vásquez, residente en el municipio de Ajuterique, en Comayagua.

El progenitor de la víctima contó que al no ver la presencia de su hijo dentro de la casa, supuso que había salido con su abuela a encerrar cabras, sin embargo, cuando la señora retornó sola de realizar la tarea, se percataron que había desaparecido.

Lea también: Tres de las víctimas de CEFAS, fueron detenidas en la capital hace cinco días

Inmediatamente emprendieron una intensa búsqueda, que los llevó a conocer el trágico desenlace del menor.

Con las esperanzas de salvarle la vida, fue trasladado de emergencia al Hospital Suazo Córdova, sin embargo, al llegar al sanatorio les informaron que ya había fallecido.

“Ya no podré verlo jugar pelota… Él me había pedido que le comprara un balón”, expresó su padre en medio del dolor.

Sus padres viajaron a Tegucigalpa a recoger el cuerpo para darle cristiana sepultura luego que medicina forense realizara la respectiva autopsia.

Otro suceso en la zona central

Asesina en Comayagua a hondureño que saltó a la fama por tatuarse los ojos

Un hondureño que trascendió en las redes sociales hace cuatro años por tatuarse los ojos, murió luego que sujetos desconocidos lo atacaran con un arma de fuego en la ciudad de Comayagua, antigua capital de Honduras.

Información proveniente desde el centro del país establece que el día sábado el hondureño, Braulio Bustillo, salió de su vivienda para comprar en una pulpería cuando fue atacado en la colonia Independencia.

Según el reporte policial, la víctima recibió varios impactos de bala y de forma casi instantánea falleció en el lugar donde perpetraron el atentado; hasta ese sector llegaron autoridades policiales y personal del Ministerio Público para buscar pesquisas y realizar el levantamiento cadavérico.

El ahora occiso se mantuvo como noticia en el territorio hondureño y el mundo hace cuatro años, ya que se tatuó los ojos con tinta negra, dicha idea la observó en un programa del canal National Geographic.

Vecinos de ese sector del municipio aseguran que en el lugar ese tipo de incidentes no son comunes y de momento se desconoce el motivo por el cual acabaron con la vida de Bustillo.

Etiquetas

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Abracemos a honduras
coronavirus