Internacional

50,000 incendios forestales queman a España en una década

La virulencia de los incendios forestales han convertido al fuego en uno de los problemas ambientales más importantes en España.

La ola de devastadores incendios comenzó en 1994, con un total del 437,635 hectáreas quemadas y 19,263 siniestros que causaron la muerte de aproximadamente 33 personas. Cataluña fue la zona más afectada durante este año con un incendio iniciado el 4 de julio en Sant Mateu del Bages que afectó a 13.323 hectáreas forestales.

En el año 1998, la comarca del Bages fue de nuevo castigada por un gran incendio que se inició en julio en Aguilar de Segarra por causas eléctricas. El fuego arrasó más de 25.000 hectáreas.

La comunidad autónoma de Extremadura fue una de las más afectadas durante el 2003 en unos incendios causados por las altas temperaturas. En la comarca de las Hurdes se quemaron hasta 9.000 hectáreas. En total, ardieron 44.102 hectáreas ese verano en Extremadura.

Año trágico en Huelva en 2004. En las Minas de Riotinto tuvo lugar uno de los incendios más devastadores. En total, ardieron 29.867 hectáreas de superficie forestal entre el 27 de julio y el 4 de agosto. En este siniestro fallecieron dos ancianos atrapados en su vehículo cuando trataban de huir de las llamas.

Un fuego provocado en 2005 por unos excursionistas mientras encendían una barbacoa quemó más de 13.000 hectáreas en Riba de Saelices, en Guadalajara. En este incendio murieron 11 trabajadores de una brigada al ser atrapados por el fuego.

Lea También:

Mortal incendio cobra la vida de decenas de personas en Portugal

En 2006, Galicia fue la comunidad más afectada por los incendios. Se quemaron un total de 95.947 hectáreas. Solo el 10 de agosto se llegaron a contabilizar 281 incendios.

Las Islas Canarias sufrieron uno de sus peores años en el 2007 con un total de 35.758 hectáreas forestales quemadas. Los incendios fueron los más extensos ocurridos en Canarias desde que comenzase la base de datos de incendios forestales en 1968.

Un accidente de tráfico que se produjo en 2008 en la carretera entre Villanueva de Gállego y Castejón de Valdejasa provocó un incendio en el término municipal zaragozano de Zueras. Este siniestro acabó con má de 2.000 hectáreas forestales calcinadas.produjo en la carretera entre .

En 2009, el incendio en Horta de Sant Joan ha sido uno de los más mortales de los últimos años. Cinco bomberos fallecieron mientras intentaban combatir las llamas. Este incendio forestal del 21 de julio en Horta de Sant Joan, en Tarragona, arrasó más de 1.100 hectáreas del parque natural de Els Ports. Ese verano también fue trágico para Aragón con varios incendios activos que destruyeron más de 22.000 hectáreas, entre bosque, monte bajo y árboles de cultivo.

En 2010, dos focos en los municipios valenciano de Rafelguaraf y Barxeta calcinaron 2.059 hectáreas forestales. Fue necesario desalojar medio centenar de segundas residencias ante la cercanía de las llamas.

Lea También:

¿Qué está causando los frecuentes incendios en viviendas?

En 2012, el fuego arrasó 13.000 hectáreas en la comarca de l’Empordà en Girona que provocaron la muerte de 4 personas. Los incendios fueron especialmente violentos también en Valencia, especialmente en Cortes de Pallás y Andilla, con más de 45.000 hectáreas quemadas. Ese mismo año, un incendio acabó con parte de un bosque de Laurisilva en el Parque Nacional de la Gomera que costará décadas en regenerarse debido a la antigüedad de la especie en la zona.

Entre los incendios más devastadores de 2013, un fuego en Villardiegua de la Ribera, Zamora, acabó con 2.700 hectáreas y otro en Andratx, Mallorca, que acabó con 2.300 hectáreas calcinadas. Aunque las condiciones meteorológicas, con temperaturas suaves y lluvias hicieron que 2013 fuese uno de los años con menor número de incendios.

No todos los grandes incendios se producen en verano. En 2014, los primeros grandes incendios forestales, con más de 500 hectáreas calcinadas, se produjeron al comienzo de la primavera. La Sierra de Gador en la provincia de Almería fue el incendio más devastador del año con 3.400 hectáreas calcinadas.

En 2015, coincidiendo con la entrada en vigor de la Ley 21/2015 que endurecía las penas en la relación a los incendios forestales, se produjo un repunte de los incendios. Un año especialmente duro para Andalucía con incendios que acabaron con casi 12.000 hectáreas, la mayoría calcinadas en el incendio de Quesada en la provincia de Jaén arrasó 9.806 hectáreas.

En 2016, menos incendios, pero más destructivos. El fuego dejó una herida profunda en muchas regiones. En agosto el fuego devoró el 7% de la Palma, llevándose la vida de un agente forestal. Y se cebó especialmente con la Comunidad Valenciana, con 4 grandes incendios, y con Galicia, con 9 grandes incendios y más de 20.000 hectáreas afectadas.

Lea También:

Música, ambiente festivo y conciertos en la “Feria Juniana”

El 2017 ya es el peor año de los últimos tiempos por la falta de lluvia y el calor. Hasta el 31 de mayo ya se han quemado más de 38.000 hectáreas a causa de casi 3.000 incendios forestales.

Por el gran incremento incendios forestales, buscan nuevas estrategias de prevención. Según medios locales españoles, EL Ministerio de Agricultura ya ha puesto en marcha un dispositivo que cuenta con 70 medios aéreos, cuatro drones para vigilar las masas forestales también durante la noche. El gobierno central invertirá 85 millones de euros en la campaña contra el fuego, un 20% más que en el 2011, y 6 millones más que el año pasado.

 

 

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Agréganos a Whatsapp