once noticias
Economia Nacionales

Grandes cadenas de supermercados se unen contra informalidad de productos

castgo

En Costa Rica hay fabricantes, distribuidores y detallistas de distintos tipos de productos que operan con distintos grados de informalidad: desde los muy pequeños que no cuentan con registros sanitarios ni licencias de funcionamiento o que no tributan de manera debida, hasta aquellos que violentan de manera abierta la normativa sanitaria, ambiental, municipal, fiscal y de seguridad social, según indica José Manuel Hernando, presidente de la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (Cacia).

Por ello, las cadenas Automercado, Perimercados, Megasuper, PriceSmart, Pequeño Mundo, Compre Bien y Wal-Mart se unieron para pedirle al Gobierno el diseño de una estrategia en contra de estas informalidades,  a través de una nueva versión de la Declaración de Buenas Prácticas Comerciales.

“Hemos acordado la realización de reuniones periódicas, donde se invitará a los jerarcas del ramo para dar seguimiento al trabajo conjunto que se desarrolle en la materia”, indicó el presidente de Cacia.

La idea es que tanto proveedores como detallistas promuevan prácticas para evitar la comercialización de productos con aquellos operadores cuyas actividades ilegales representen un riesgo para el país y para el funcionamiento eficiente del mercado. El documento fue formado este lunes en Casa Presidencial.

Estas políticas son desarrolladas ahora por el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) y cuatro veces al año se darán reuniones entre proveedores y las cadenas de supermercados. Entre los primeros puntos en los que se ha llegado a acuerdo, están los siguientes:

  • Observancia y apego a los valores fundamentales de libre comercio y libre negociación entre las partes.
  • Respeto a la legislación de competencia y defensa efectiva del consumidor.
  • Respeto y apego a las condiciones pactadas entre las partes a través de la formalización adecuada de los acuerdos comerciales y sus estrategias.

  • Puntualidad en el surtido de tiendas.
  • Mejora en la comunicación tienda / proveedor para evitar góndolas vacías y afectar al consumidor como consecuencia.
  • Respeto a la legislación en temas como registro sanitario, licencias de funcionamiento, etc.
  • Respeto y puntualidad en las políticas de pago.
  • Mejora en procesos de cumplimiento de normativa en materia de información clara al consumidor final.
  • Mecanismos de coordinación para evitar unilateralidad o desapegos a condiciones pactadas entre partes con vínculos comerciales.

“Indudablemente el espíritu del documento que hoy se firma, como complemento con otros compromisos firmados, es una más de las variables que hacen a nuestra economía mejorar sus capacidades sus para formar nuevos puestos de trabajo y lograr más calidad en las empresas de todo tamaño, especialmente de nuestras Pymes. Para las autoridades en materia económica, es clara la necesidad de facilitar el entorno comercial, para que la libre y sana competencia cumpla su cometido de manera eficaz; y que las distorsiones en el mercado o en los distintos tipos de industrias generen una justa distribución de la riqueza”, expresó Ana Helena Chacón, vicepresidenta de la República.

Las prácticas incluidas en el código se basan en la dinámica de las relaciones comerciales referente a costos, descuentos, promociones, aceptación e inscripción de nuevos productos, promociones, y discriminación de precios, entre otros aspectos, donde prevalezca la libre competencia y sana negociación.

“Este código de buenas prácticas representa un salto cualitativo en términos del comportamiento responsable de las empresas que reconocen la relevancia del diálogo y la autoregulación, no solo para garantizar una sana competencia, sino para establecer una buena relación entre el comercio y los proveedores; esto se refleja en una mayor confianza en el mercado y beneficios indirectos entre los consumidores. Reconozco el dialogo franco, transparente y de altura que ha marcado este proceso y sabemos que con esto se abre la oportunidad para que se sumen otros actores a futuro en beneficio de la economía nacional” expresó Geannina Dinarte, jerarca del MEIC.

La primera versión del acuerdo de Buenas Prácticas Comerciales se firmó en noviembre del 2008.

Abracemos a honduras