Internacional Titulares

Lula da Silva desafía a la Justicia y seguirá recluido en el edificio del sindicato

Vencido el plazo para entregarse, Lula se mantiene encerrado en la central gremial paulista. “El presidente está adentro y aquí se quedará”. El mensaje fue dado por unos 30 mil manifestantes lo acompañan y llaman a “resistir” la orden del juez Moro.

Luiz Inácio Lula da Silva sigue encerrado en el Sindicato de Metalúrgicos de San Pablo, donde se formó un cordón humano para evitar que las fuerzas de seguridad ingresen al lugar y se lleven detenido al líder y candidato a presidente el Partido de los Trabajadores.

Lula

Unos 30 mil manifestantes se agolpan en la puerta y llaman a resistir la orden de detención del juez Sergio Moro. Se esperaba que Lula se dirigiera a la multitud, pero finalmente eso no sucedió.

Fue la presidenta del Partido de los Trabajadores, Gleisi Hoffmann, quien transmitió el mensaje de Lula a la multitud: “Traigo un fuerte abrazo de nuestro presidente Lula. Me pidió que les dijera de su agradecimiento por la solidaridad. San Bernardo es la cuna del nuevo sindicalismo. Este es el sindicato que Lula escogió para estar junto con el pueblo, los movimientos sociales y sindicales”.

“Optamos por no ir a Curitiba no para confrontar con la justicia, sino porque no les vamos a dar el gusto en lo que ellos esperan: que vayamos de cabeza baja“, continuó la dirigente. “El Sindicato de los Metalúrgicos de San Bernardo tiene una dirección pública y conocida por todos. Es aquí donde estamos y es aquí donde nos quedaremos“, agregó.

“Estamos bajo la mirada del mundo. Todos nos acompañan en forma atenta. Lula no desobedeció una orden judicial. El juez de Curitiba le dio la opción de ir allá. Lula dijo ‘no’ y advirtió: ‘Voy a convertirme en un símbolo de la resistencia de los trabajadores'”, completó Hoffman.

Minutos después, Lula se asomó y volvió a saludar a los manifestantes.

 


ANTECEDENTE.

Bajo estrictas medidas Lula da Silva será encarcelado.

Esta fecha quedará grabada en la historia de Brasil como el día en que el dos veces presidente y el líder político más popular del país, Luiz Inácio Lula da Silva (72), ingresó a prisión condenado por corrupción.

El destino de Lula lo selló en la madrugada del jueves el Supremo Tribunal Federal (STF), que por seis votos contra cinco rechazó un recurso para que el expresidente evitara la prisión.

El juez Sergio Moro, abanderado de la operación Lava Jato que destapó una trama de corrupción en Petrobras, aceleró el arresto de Lula para que cumpla una condena de 12 años de cárcel por el caso del apartamento que le habría regalado la empresa constructora OAS a cambio de contratos en la petrolera estatal.

Lula da Silva
Sergio Moro

Moro dispuso una serie de medidas en función de la dimensión de la figura del involucrado:

Lula debe presentarse “voluntariamente a la Policía Federal en Curitiba hasta las 5:00pm”  (2:00 pm hora CA) de hoy viernes.

—Está “vedada la utilización de esposas en cualquier hipótesis”.

—Fue “previamente preparada una sala reservada” para él en la sede de la Policía Federal en Curitiba, “en razón de la dignidad del cargo ocupado”, de expresidente.

—Lula “estará separado de los demás presos, sin cualquier riesgo para su integridad moral o física”.

—Aunque aún resten unos últimos recursos formales ante el tribunal de apelaciones que confirmó su sentencia, estas herramientas son consideradas por Moro una “patología” del sistema judicial que apenas buscan aplazar los tiempos y “no alteran juicios” ya emitidos.

Lea También: VIDEO: 11 datos de por qué Lula Da Silva es condenado a prisión

Lula afirmó que la orden de prisión en su contra es un “absurdo” y una obsesión de Moro, según una entrevista concedida al periodista Kennedy Alencar, de la radio local CBN.

“Entrevisté al expresidente Lula. Dijo que aguardará la orientación de sus abogados, cuando le pregunté si se iba a entregar”, tuiteó Alencar, un reconocido reportero de política en Brasil.

“Lula dijo que la prisión era un absurdo y un sueño consumista del juez Moro y de personas que quieren verlo pasar un día preso”, relató Alencar en la red social.

Tan de sorpresa los tomó la resolución de Moro, que el Partido de los Trabajadores (PT) había convocado a un acto con Lula para hoy viernes casi a la misma hora en que debía presentarse ante la policía.

El acto había sido convocado apenas dos horas antes de que el juez dictara la orden de arresto. “Lula vale la lucha”, dice un anuncio divulgado en internet, que convoca a la militancia para hoy, a las 18.00, una hora después del plazo que Moro le dio para entregarse.

El acto, que el PT no ha confirmado aún si mantiene, estaba convocado en la sede del Sindicato de Metalúrgicos, en la ciudad de Sao Bernardo do Campo, donde Lula reside y donde inició su carrera política como dirigente sindical, en la década de 1970.

Agréganos a Whatsapp

Prueba de Amor

Prueba de Amor