fiestas-patrias[srs_total_visitors]
Análisis Opinión Politica

Papel de la juventud en la reunificación del Partido Liberal

castgo

A más de 11 años de la crisis que los dividió por completo, el Partido Liberal de Honduras aún sigue a la expectativa de encontrar un verdadero liderazgo, que tenga la capacidad auténtica de lograr la tan añorada reunificación del instituto político más longevo y triunfador de la historia del país.

Durante las últimas décadas, el Liberalismo se convirtió en el irremplazable protagonista de los procesos electorales en Honduras, al tener en sus filas a emblemáticas figuras que dieron lo mejor de sí, ya que brindaban a la población esa certeza de que existía una fuerza política que tenía el respaldo total de la voluntad popular.

Lea también: Sondeos de opinión respecto a las precandidaturas presidenciales del tripartidismo

Sin embargo, los escandalosos fracasos de las últimas dos elecciones generales en las que apenas lograron cosechar una cantidad de votos a la que no estaban acostumbrados, pone las miradas puestas en las nuevas generaciones, quienes son los llamados a ser los mediadores para que los líderes políticos actuales dejen atrás sus desfasadas prácticas y logren conciliar sus marcadas diferencias por el bien del partido.

El panorama político hondureño es claro, y es que, según los últimos sondeos de opinión, más del 50 por ciento de la población hondureña aún no tiene una afiliación partidaria, por lo tanto, el objetivo prioritario de la juventud liberal será convencer al voto independiente de que el rojo, blanco y rojo, son los colores políticos que los representarán de la forma en que añoran.

Lea también: Con casi millón y medio de ciudadanos enrolados, RNP encuentra más 117 mil inconsistencias

Definitivamente que a la ideología centroizquierdista que predica el Liberalismo, se le presenta una inmejorable oportunidad para resurgir de entre los muertos, pues tomando en cuenta la caída de la popularidad del Partido Nacional a raíz de las irregulares gestiones en la crisis sanitaria, la población urge de una representación política que muestre esa empatía, carisma y aptitud para presidir una nación que clama por una solución inmediata.

No obstante, todo dependerá de la entrega, la pasión, el carácter, la tolerancia y la objetividad que denote la juventud, al poner en marcha esta compleja tarea de alcanzar una reconciliación sincera y convincente entre sus principales liderazgos.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Abracemos a honduras
Pepsi