Internacional

BRUTAL ATAQUE: Matan a 18 personas en dos bares y luego queman los cuerpos

Ataque
ip cerveza novelasecretos

Al menos 18 personas resultaron muertas tras un ataque presuntamente realizado por la banda terrorista Sendero Luminoso, en dos bares en una zona selvática del Perú, según fuentes policiales.

El comandante general de la policía, Cesar Cervantes, expresó que el ataque causó la muerte de 10 hombres, seis mujeres y dos niños en la región de Junín, en el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM).

Lea también: En las próximas horas Honduras tendrá una nueva ley electoral, confirma Jorge Cálix

En esa zona, operan desde hace décadas los grupos armados de la banda terrorista antes mencionada, dando protección armada a productores de cocaína.

Las imágenes muestran una gran cantidad de casquillos de bala y un panfleto del Partido Comunista del Perú, en el cual instan a no votar por a candidata presidencial Keiko Fujimoroi.

Lea también: Arriba tercer lote de vacunas adquiridas por el IHSS; este martes comienza la inmunización

Además, los asesinos que perpetraron el hecho, se encargaron de incinerar algunos cuerpos de las víctimas en el interior de los establecimientos.

Sendero Luminoso, responsable del mayor número de víctimas en le conflicto interno entre 1980 y 2000, derivó en una mafia del narcotráfico, sin embargo, no se conocían ataques de esta índole desde hace años.


Le puede interesar:


Porque era “muy guapa” le quitó la piel del rostro; confiesa anciano asesino en serie

Un anciano de 72 años de edad resultó acusado de asesinar a unas 29 mujeres, a la vez, de comer partes de sus cuerpos con “salsa verde”.

Este escalofriante caso mantiene asombradas a la población de la colonia Lomas de San Miguel en Atizapán en Zaragoza, México, lugar donde detuvieron al sospechoso el pasado 15 de mayo.

En la audiencia de imputados, confesó que mató a Reyna Amador, una mujer de 34 años la cual vendía celulares, dijo que la había asesinado porque era “muy guapa”.

Según los medios mexicanos, “el chino” como es apodado, desprendió el cuero cabelludo y la piel del rostro de la mujer, y los colgó en un tendedero como si se tratara de ropa.

CC