Sucesos

[VIDEO] “Yo me quiero ir con mi bebé”: imploraba madre de niña atropellada por rastra

La pequeña de cinco años de edad murió cuando una rastra embistió la carreta en que se transportaba junto a su familia.

 

Llanto, gritos desgarradores y desmayos eran parte de la dramática escena donde murió la pequeña Xiomara Guadalupe Meraz Madrid, de apenas cinco años de edad.

Al mediodía de este martes, la niña se transportaba junto a sus padres y otros dos menores de edad, en una carreta de caballo a la orilla del segundo anillo de San Pedro Sula, cuando fueron embestidos por una rastra.

Según testigos del accidente, el furgón venía a exceso de velocidad y rebasando a otros vehículos.

Lea También TERMINA LA BÚSQUEDA: Hallan cadáver de niña arrastrada por quebrada en Comayagüela

La carreta quedó totalmente destruida y el resto de sus ocupantes se salvaron de milagro. No obstante, Lupita, como la llamaba cariñosamente su familia, no corrió con la misma suerte.

Su cuerpo sin vida quedó aplastado entre los dos ejes traseros del pesado vehículo.

Su madre, Rosa Amelia Madrid, quien resultó con heridas leves, se desplomó cerca del cadáver de su hija y se negaba a ser trasladada a un hospital.

La madre se desmayó.

“Yo me quiero ir con mi niña (…) por favor ayúdenme”, exclamaba con un llanto desgarrador.

“Aaay Dios mío (…) era mi única bebé”, repetía una y otra vez desconsoladamente.

“Por venir rebasando a la otra rastra, me mató a mi muchachita”, dijo culpando al motorista de la rastra.

Lea También: ¡Terrible! Otro accidente en la Cuesta de la Virgen

El padre de la pequeña, Héctor Meraz, no menos destruido por la tragedia, relató que residen en la colonia Porfirio Lobo Sosa y que justamente venían de allí cuando fueron arrollados.

La abuela de la niña.

“Yo traía la carreta, ella venía detrás de mí (…) no agarré a la niña porque nunca esperé el toque me iba dar”, dijo sin poder contener las lágrimas.

“Veníamos todos en una sola carreta (…) mi pobre criatura me la quitó ese hijo de p… basura”, expresó lleno de dolor e impotencia.

Minutos después llegó la abuela materna de Lupita, quien estalló en llanto al ver el cuerpecito inerte de su pequeña nieta.

Elementos de la Policía Nacional detuvieron al conductor de la rastra, quien supuestamente, pretendió darse a la fuga y al que todos los testigos y sobrevivientes del accidente señalan como el responsable.

Encuesta

Publicidad