Sucesos

(Video) ESTREMECEDOR RELATO: capitalina se salva de morir a manos de pandilleras

Betty Betty Litro de amor La hija del E.

La víctima, que se transportaba en un taxi, luchó con las antisociales que amenazaban con acuchillarla.

 

Una ciudadana que se transportaba en un taxi de la ciudad capital, se salvó de morir a manos de dos presuntas pandilleras.

Lea También: Por amor cayó en las garras de las pandillas

Todo ocurrió el pasado martes cuando la víctima abordó la unidad y de repente dos mujeres se subieron y comenzaron a amenazar al conductor.

“Al taxista le iban diciendo que no había pagado el impuesto, que yo no tenía nada que ver, pero la otra le decía que me matara (…) una me quitó el dinero”, narró.

Fue entonces cuando su instinto de supervivencia la hizo forcejear con su agresora y arrebatarle la navaja con la que pretendía quitarle la vida.

“La de azul venía con un cuchillo y yo se lo tiré por la ventana, después sacó otro cuchillo de la cartera y entonces empecé a gritar que eran ladronas”, detalló la víctima.

Ante los gritos de auxilio, las antisociales se bajaron del vehículo y salieron en veloz carrera, pero fueron atrapadas por ciudadanos que transitaban por la zona y atendieron la alerta.

El taxi con registro 5516 quedó estacionado frente a la antigua Dirección Ejecutiva de ingresos.

En un evidente estado de shock y entre sollozos, la valiente mujer dijo que todavía no se explica cómo fue que se enfrentó a las delincuentes. “Yo no sé cómo, pero me defendí”, expresó todavía muy nerviosa.

Lea También: Sin salida jovencitas que son acechadas por las maras

Agentes de la DPI llegaron varios minutos después y detuvieron a las malhechoras que fueron trasladadas a una estación policial.

Según el relato de testigos, no es la primera vez que estas dos mujeres cometen ilícitos. En la escena quedaron tiradas las dos navajas, que servirán como evidencia del delito.

“Usted se monta en un taxi y no se sabe si están confabulados”, expresó el esposo de la víctima, quien llegó para auxiliarla pues recibió un golpe en la cara.

Esto es un claro ejemplo de cómo operan ahora las maras y pandillas, que cada vez están utilizando a más mujeres dentro de sus organizaciones para que sean ellas quienes recolecten el cobro del impuesto de guerra.

CC IK

Acerca del Autor

Luis Hernandez

Luis Hernandez

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario