Sucesos Titulares

COPRUMH lamenta que la ola de violencia esté llegando hasta las aulas de clases

Cablecolor

El Colegio Profesional Unión Magisterial de Honduras (COPRUMH) lamentó el asesinato del profesor Erick Banegas, que con el agravante que la ola de violencia hoy ha llegado hasta las propias aulas de clases.

 

El  dirigente magisterial, Daniel Esponda, secretario del COPRUMH cuantifica al menos una veintena de docentes caídos como producto de la ola criminal que no cesa de atacar a la población hondureña. “Eso lo hemos vivido en Cortés, lo hemos vivido en La Paz, en Comayagua, en Olancho, en Francisco Morazán; yo creo esta es una muestra más de que el Estado de Honduras debe encender las alertas y hacer una profunda revisión y análisis acerca de la formación en valores que estamos dando en los centros educativos”.

asesinan profesor aula

Eso al considerar que los niveles de violencia son “exagerados”, consideró el COPROMUH. “Lamentablemente en esta ocasión el hijo del compañero Erick también salió herido en este trágico evento, de esta escena tan dantesca que se ha descrito. Nosotros hacemos el llamado al Gobierno de la República a que pongamos las barbas en remojo”.

Consideró necesario realizar un análisis profundo de la situación de seguridad de todos los centros educativos, porque así como el hijo de este compañero asesinado fue herido en el hecho; también otros estudiantes pudieron haber sido asesinados, lamentó Esponda.

Quien aclaró que no es que se van a convertir en campos de concentración a los centros de estudios; pero que sí es necesario tomar medidas de seguridad. Por lo que alzaron un llamado de atención al presidente Hernández y al ministro de educación que sea nombrado el personal de seguridad necesario.

asesinan profesor aula

El hecho sangriento se produjo en la comunidad de Esquipulas del Norte, departamento de Olancho, el ensangrentado cuerpo del docente quedó entre los pupitres, que antes sirvieron para instruir a los alumnos; pero que hoy resultaron en mudos testigos que la violencia teme ni siquiera al templo del saber.

¿Será posible expulsar de las aulas de clase a la violencia en Honduras?  DEJE SU OPINIÓN

El Milagro
Abracemos a honduras