fiestas-patrias
Nacionales

Congreso aprueba ayuda para el hombre de los Cuentos y Leyendas de Honduras

 

Durante décadas, Jorge Montenegro cautivó a varias generaciones con terroríficas historias radiales que hacían temblar al auditorio.

Ante el pedido de ayuda que hizo público el cuentista y narrador de radio Jorge Montenegro, famoso por su programa Cuentos y Leyendas de Honduras, el Congreso Nacional aprobó ayer un aporte de 200 mil lempiras, para que pueda afrontar en cáncer que recientemente le fue diagnosticado.

La moción fue presentada por el diputado nacionalista, Oswaldo Ramos Soto, quien pidió que se incluyera en el presupuesto del Congreso y se le concediera esta ayuda por única vez al comunicador social.

Lea También: Un hondureño de leyenda necesita de nuestra solidaridad

Ramos Soto, en su exposición de motivos, exaltó y reconoció el aporte cultural que ha hecho a lo largo de su vida el polifacético Jorge Montenegro, y expresó que en estos momentos enfrenta una difícil situación por la grave enfermedad que le agobia.

Por su parte, el presidente del Legislativo, Mauricio Oliva, expuso que todo mundo conocía la trayectoria de Montenegro, por lo que estimó que ninguno de sus colegas se opondría a la iniciativa para apoyar lo más pronto posible al reconocido comunicador.

La moción de Ramos Soto, fue tomada en consideración y aprobada con el voto de todos los diputados presentes en el pleno.

Su trayectoria

Los hondureños que crecieron escuchando la radio en la década de los años setentas y ochentas tenían todas las noches una cita con el terror: El programa “Cuentos y Leyendas de Honduras” de Jorge Montenegro, quien, con sus historias de la Sucia y el Cadejo, hacía dormir con la luz encendida a más de uno.

Hoy, Jorge Montenegro libra una batalla contra un cáncer linfático que lo mantiene alejado de sus labores, pero no de sus pasiones pues lucha día con día para sobrellevar su terrible mal con las quimioterapias.

Confiesa que la situación que vive es muy difícil, pues no cuenta con los recursos económicos para sobrellevar la delicada enfermedad. Por ello, hizo un enérgico llamado al Congreso Nacional a reconocer su trabajo ahora que está vivo y puede presentarse a los homenajes.

Recordó que a Guillermo Anderson y otros artistas hondureños se les reconoció su aporte hasta que fallecieron “Yo no quiero eso, si me van ayudar que sea ahora; ya muerto para qué quiero”, cuestionó en tono firme. Además, pidió a la población recordarlo como el muchacho que contaba cuentos de forma creativa.

Abracemos a honduras