Nacionales

CAPTURAN a peligroso cabecilla de la pandilla 18 originario de El Salvador

La Operación Impacto dio captura al salvadoreño Wilmar Alvarenga cabecilla de la pandilla 18, quién lideraba extorsiones en Honduras.

La Policía da parte de la captura del cabecilla de la Mara 18

 

El sospechoso fue identificado con el nombre de Wilmar Alexander Alvarenga Guzmán, de 43 años de edad, originario de El Salvador y residente en la aldea Ojos de agua Comayagua, supuesto cabecilla de la Mara 18, dedicado a cometer delitos transnacionales de extorsión.

La acción policial se llevó a cabo luego de un trabajo de seguimiento y vigilancia con el propósito de capturar y poner a disposición de las autoridades correspondientes a aquellos miembros de maras y pandillas dedicados a cometer delitos de extorsión.

A Alvarenga Guzmán, se le detuvo por suponerlo responsable del delito de extorsión en perjuicio de varios testigos protegidos y por el delito de agrupaciones ilícitas, en perjuicio de la Paz Pública.

Lo anterior en atención a una orden de captura emitida por el Juzgado Primero de Instrucción Centro Judicial de San Miguel, El Salvador, en fecha 17 de mayo del año 2007.

Se constató que el detenido tiene antecedentes en su país natal por delitos de robo agravado, extorsión, extorsión en su grado de ejecución de tentativa y tenencia, portación o conducción ilegal irresponsable de arma de fuego.

Al momento de la captura de Alvarenga Guzmán, se requirió para investigación a otro ciudadano de nacionalidad salvadoreña de nombre Carlos Alexis Guerrero Chavarría.

Los detenidos Carlos Guerrero y Wilmar Alvarenga.

Lea También: Mujer que ejercía violencia doméstica asesina de un balazo a su marido

Otros Datos

Las investigaciones realizadas por la DPI de Comayagua en conjunto con el Centro Antipandillas Transnacional de Honduras y El Salvador, indican qué, el sospechoso pretendía organizar una célula de la estructura criminal en el área rural de la zona central del país e iniciaba a cometer delitos de extorsión.

Asimismo, se documentan varias extorsiones que el sospechoso realizaba desde Honduras a comerciantes de otros países centroamericanos especialmente en El Salvador.

Actualmente, se realiza el traslado de ambos ciudadanos para ponerlos a disposición de las autoridades salvadoreñas, el primero por tener orden de captura pendiente, el segundo por estar de manera ilegal en el país.

La Policía Nacional a través de la DPI, trabaja continuamente en el combate del delito de extorsión y en la identificación y captura de los responsables de cometer ese y otros ilícitos en el territorio nacional.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Agréganos a Whatsapp