Nacionales

800 familias cafetaleras hondureñas afectadas por la “Súper Roya”

La enfermedad se está haciendo presente en las montañas del Valle del Aguán, principalmente en el municipio de Olanchito

Productores de café del municipio de Olanchito se encuentran alarmados por la presencia de una enfermedad más fuerte que la roya, misma que anteriormente dañó cultivos de la zona del Valle del Aguán.

“…estamos preocupados en este municipio (Olanchito) porque, según la información que manejo como representante de los caficultores, es que ya se detectó ese hongo que es el doble de perjudicial a la roya, que nos afectó tanto, es más fuerte y no respeta niveles”, expresó un cafetalero radicado en el sector del Aguán.

Después de las remesas que envían los inmigrantes hondureños, el café es la segunda fuente de divisas en Honduras.

Unas 800 familias del municipio de Olanchito pertenecientes al sector cafetalero mostraron su preocupación por la situación de riesgo en el que se encuentran sus cultivos.

Después de las remesas que envían los inmigrantes hondureños, el café es la segunda fuente de divisas en Honduras.

Cabe destacar que todas estas familias dependen de la comercialización del grano de oro y por esta razón solicitaron que el gobierno les apoye financieramente para no perder la totalidad del cultivo del aromático.

“Solicitamos el apoyo de APROCAFÉ, INHCAFÉ y del Gobierno para que nos apoyen con financiamiento y poder combatir esta enfermedad”, expresó un afectado.

Antes de la roya en este sector del país, se producían 11 mil quintales por cosecha, en la actualidad sólo recolectan seis mil quintales, confirmó un corresponsal de Once Noticias.

Daños a nivel nacional

Se estima que para tratar esta nueva cepa se necesitan alrededor de cinco mil lempiras por manzana, es decir un mil 890 millones de lempiras, destinados para atender un sector de las zonas cultivadas de café a nivel nacional.

Además del Valle del Aguán, esta nueva enfermedad está dañando fincas de El Paraíso, Santa Bárbara, Lempira y Olancho.

De no atender esta emergencia, las consecuencias en la próxima cosecha presentaría pérdidas mayores a los cien millones de dólares, esto significa unos dos mil 300 millones de lempiras.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Calle 7