Crisis Electoral Internacional

Con 1.031 actas aún por contar ola de violencia toma las calles de Honduras

Las elecciones de Honduras fueron el domingo anterior, sin embargo, los resultados de los comicios no fueron presentados durante la noche de ese día, tal y como se esperaba, ni durante la madrugada del lunes siguiente.

Sin embargo, sin números claros ni pronunciamiento oficial del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Honduras, los dos candidatos que llevaban la delantera en las encuestas, tanto el actual presidente, Juan Orlando Hernández, como el líder de la oposición, Salvador Nasralla, se proclamaron ganadores de la contienda.

La jornada electoral terminó con el reporte de una leve ventaja de Nasralla, que superaba a Hernández por poco más de 6.000 votos.

Para el lunes, el mundo pretendía que el TSE por fin proclamara al vencedor y nuevo gobernante de la nación centroamericana, no obstante, los datos aún no llegaban y contrario a acabar con la incertidumbre del pueblo catracho y el resto de países, anunciaron que sería hasta este jueves que darían los resultados.

Mientras esto pasaba, ambas tendencias mantenían a sus seguidores con el mensaje de que habían ganado las elecciones, al tiempo que de a pocos se caldeaban los ánimos entre fanáticos de las tendencias Nacionalista (de Hernández) y de la Alianza Opositora (Nasralla).

De igual forma, tanquetas militares iban ocupando las calles de Tegucigalpa y los alrededores del TSE. Según comunicaron las fuerzas armadas de Honduras, para resguardar la seguridad y legitimidad de los comicios.

Así pasaron el martes y el miércoles, en los que los escasos informes del Tribunal solamente informaban un leve y sostenido avance del partido oficialista, que en esos días había superado a su contrario, lo que fue denunciado por la Alianza, así como varios de los partidos que participaron en la contienda electoral.

Para el jueves, día en que por fin se definiría el futuro de Honduras, el TSE informó que Juan Orlando Hernández lograría renovar la presidencia, al conseguir 42,6 % de los votos, mientras que Salvador Nasralla se quedó en 41,6%, con el 89% de los votos contabilizados. Es decir, Honduras seguiría con el mismo presidente por 46.586 votos, que representan apenas un 1% del lectorado.

Esto hizo estallar una ola de protestas acusando de fraude al oficialismo, choques en las calles y saqueos en las ciudades más importantes del país vecino, lo que ha dejado al menos tres muertos por los enfrentamientos entre opositores y las fuerzas policiales. Una de las personas fallecidas es un menor de solo 11 años.

En los saqueos se ha visto gente huyendo con refrigeradoras, lavadoras, televisores pantalla plana y demás artículos para el hogar.

Para hoy viernes, el presidente del TSE, David Matamoros, anunció que aún faltan de contabilizar 1.031 actas, que no fueron rellenadas correctamente por los partidos políticos y a las que se les hará un escrutinio especial y serán revisadas “una a una”.

Al tiempo que esto ocurre, las declaraciones a la prensa son diametralmente distintas por parte de los dos aspirantes a la presidencia hondureña, pues, Hernández, quien lleva la ventaja, pide tener prudencia y esperar el recuento final.

“Vamos avanzando bien en el proceso, mantengámonos focalizados en esperar el resultado esta tarde o noche, recuerden que yo me comprometí a que íbamos hacer de este proceso electoral un proceso con respeto, íbamos a llamar a la calma, la serenidad y a respetar el resultado de la suma de todas las actas”, comentó el actual presidente.

Mientras que Nasralla utiliza paralabras mucho más fuertes afirma que las protestas continuarán si siguen las cosas como hasta el momento.

“Esto no va a durar un día, ni un mes, esto va a durar hasta que se acabe el país o hasta que otro país nos conquiste. Esto va a ser ingobernable, esto no va a durar el tiempo que usted crea, esto no durará un mes, o dos meses… va a ser permanente, un año van a estar reclamando en la calle o dos años hasta que se acabe el país como país o sea conquistado por otro país”, enfatiza el opositor.

Actualización:

Ante la ola de violencia y los disturbios ocasionados por los manifestantes durante este jueves el Presidente Juan Orlando Hernández decretó toque de queda, el primero desde el año 2009.

La regla aplica para todos los ciudadanos de 6:00 pm a 6:00 am, la prohibición de circular aplica en todo el país por los próximos 10 días.

la señora fazilet

GRAN ESTRENO

Calle7-Gran-Estreno