Nacionales

Virgen de Suyapa, la madre milagrosa de los hondureños

cable color

Cada 03 de febrero, miles de feligreses de diferentes lugares del país acuden con mucha devoción a la basilica de Suyapa, para dar gracias, pagar sus promesas y así formar parte de la celebración más importante para los católicos hondureños.

Y es que el solo hallazgo de la “morenita de Suyapa” es catalogado como un milagro.

Luego que fue encontrada por Alejandro Colindres y Lorenzo Martínez, en una noche boscosa en el Piligüin en febrero de 1747.

Por ello, aquí recopilamos algunos de los milagros compartidos por fieles creyentes de la “morenita”.

Lea También: El amor y la fe por la Virgen de Suyapa mueve a millones de peregrinos


“Un nacimiento milagroso”

Un 03 de febrero de hace 34 años, una joven de nombre Blanca Rosa Medina, presentó complicaciones durante el embarazo de su tercer hijo.

Se trataba de una niña, quien yacía en el vientre y estaba a punto de nacer, de no ser por las fuerzas de su madre que se tornaban cada vez más disminuidas al momento del parto.

Los medicos pronosticaron que solo una de los dos sobreviviría, fue entonces cuando Blanca Rosa le solicitó a la virgen que le permitiera que su hija naciera sin complicaciones, para así poder verla crecer.

A cambio, prometió que cada año “hasta que sus rodillas se lo permitan”, visitaría con su hija, la Basílica Mayor de Suyapa, para encender una vela en agradecimiento al milagro que le fue concedido.

Desde entonces, la señora de ahora 64 años oriunda de Comayagua, visita sin interrupciones a la Virgen, escucha la misa y enciende una vela.

Como fruto del milagro, esa niña que nació sana y fuerte ese 03 de febrero de 1986, fue nombrada <<María>> en honor a la “morenita”.

María Medina al lado de su madre Blanca Rosa Medina.

“Gracias a la Virgen mejoró mi vista”

El dolor en sus piernas no cesa, pero ella se mantiene firme, concentrada e impávida, contemplando la belleza de la Morenita más hermosa de Honduras.

Por un momento la artritis y la osteoporosis amenazaban con que no cumpliera su tradicional visita a la Virgen.

Lea También: Virgen de Suyapa, la madre milagrosa de los hondureños

Pero doña Elvira Ramos, de 82 años, es un ejemplo en vida de que la devoción mariana le gana el pulso a cualquier problema.

“Le tengo mucha fe a Suyapa, ella es muy milagrosa, por eso vengo todos los años a venerarla”, expresó la mujer.

Asimismo, reveló que “siempre le rezo por mi salud. Por ejemplo, ahora tengo un terrible dolor en mis piernas, por eso no me arrodillo, pero si no ya me tuviera a sus pies”.

La entregada feligresa no pone en entredicho el poder milagroso de la Virgen de Suyapa. Doña Elvira ya lo ha comprobado.

“Me encomendé a ella hace un año porque tenía un problema en mi visión y, desde entonces, empezó a mejorar notablemente”, expresó la anciana.

 

Lea También: Virgen de Suyapa símbolo de devoción y fe para los hondureños

La Virgen de Suyapa, la Virgen de los milagros

Otro testimonio que involucra a la virgen, es  el del Capitan Joseph Zelaya, mayordomo de la hacienda San José del Trapiche, quien fue sanado de la enfermedad conocida como “cálculos en la vejiga”.

Se dice que Zelaya le prometió a la virgen que si le curaba, construiría una iglesia en la que harían misas en su honor dura te todo el año.

Un día después, Celaya expulsó las piedras que lo martirizaban y fue así como el milagro se divulgó por los diferentes lugares de la capital.

jetstereo viaje el-ahorro

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario