fiestas-patrias
Internacional

Un corazón, una bebé huérfana y un padre devastado

castgo

A Megan Johnson, un trasplante de corazón le dio una segunda oportunidad de vivir. Sin embargo, el nacimiento de su primer hija provocó complicaciones que no pudo resistir.

Eilee Kate Johnson, nació el 27 de junio de 2017 a las 2:40 a.m. en Nashville, Tennessee. Inmediatamente, Nathan, su padre, publicó una fotografía con un tierno mensaje en Instagram celebrando la llegada de la pequeña.

¿Y qué decir de la madre? Para Megan Johnson, que años atrás recibió un trasplante de corazón, el parto era todo un reto y por eso su esposo celebró con esta foto que su corazón respondiera bien.

¡Feliz nacimiento Eilee Kate Johnson! Megan fue / es una profesional y se siente muy bien. Su corazón funcionó perfectamente todo el tiempo y Eilee apareció rápidamente y sin problemas. ¡¡¡Soy un hombre rico!!!”, escribió el orgulloso padre.

Durante casi siete horas Megan y Nathan Johnson disfrutaron juntos a su recién nacida. Durante ese tiempo Megan abrazó, acarició y amamantó a su bebé.

Sin embargo, la sonrisa se borraría muy pronto de sus rostros: A las 11:00 a.m. el corazón de Megan dejó de latir.


La historia de Megan Moss Johnson (30) y sus problemas cardíacos comenzó en 2002. A sus 15 años fue diagnosticada con miocarditis, una inflamación causada por un virus que puede conducir a la insuficiencia cardíaca.

Megan era atleta en la escuela católica a la que asistía y de pronto empezó a sentir que no podía subir una escalera sin agitarse.

Se vio obligada a abandonar los deportes e iniciar un tratamiento. Pero años después los síntomas regresaron y fue diagnosticada con una insuficiencia cardíaca congestiva.

En 2010, cuando tenía 23 años, recibió un corazón nuevo y con él, otra oportunidad de vivir. Un año después se casó con el amor de su vida, Nathan Johnson.

Desde ese entonces, la donación de órganos estuvo siempre en su mente, convirtiéndose en apasionada de esa causa.

Megan Johnson había decidido que el día que muriera, donaría todos sus órganos…. y ahora, hay unos 50 receptores posibles.

Mientras que, un amigo de la pareja comentó que “Nathan está devastado”.

Nathan Johnson y la pequeña Eilee Kate se encuentran en su casa, rodeados del amor de sus familiares y amigos, pero no hay duda que el amor de Megan por su familia seguirá latiendo fuerte y alto en el corazón de alguien que lo merezca.

Megan y Nathan Johnson vivieron a plenitud su amor. La llegada de Eilee se convirtió en su luz.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

fuerza de mujer
maseca
curacao
cablecolor
Banco azteca
Abracemos a honduras