Nacionales Salud

Piden extremar medidas por inundaciones y frente frío

Con el propósito de reducir el riesgo sanitario tras la afectación generada por el frente frío que atraviesa el país y las inundaciones en distintos sectores, que suelen incrementar la aparición de enfermedades infecciosas agudas, las de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) pidieron adoptar una serie de medidas preventivas.

Con el tema del frío, lo principal es protege a la población infantil y a las personas adultas mayores, quienes son más propensos a contraer enfermedades, según indica la doctora María Eugenia Villalta,  gerente médica de la Caja.

En el caso de las inundaciones, explicó Villalta, es necesario incrementar la vigilancia y adoptar una serie medidas para disminuir el riesgo de aparición de brotes de diarreas, infecciones respiratorias, leptospirosis, dermatitis, conjuntivitis, entre otros padecimientos.

La jerarca manifestó también que la falta de agua potable, sistemas inadecuados de evacuación de desechos, cambios bruscos de temperatura, exposición al agua de lluvias, así como la inhabilitación de algunas rutas de acceso,  constituyen factores de riesgo para la aparición de estas enfermedades, por lo cual resulta imprescindible reforzar las medidas de higiene básicas.

¿Qué medidas tomar durante una inundación?

  • Lavarse las manos con agua y jabón: antes de comer y alimentar a sus hijos, después de usar la letrina o el inodoro, luego de cambiar a los pañales a los niños y después de atender a una persona enferma.
  • Consumir agua potable: hierva o trate con cloro el agua no segura, (en un litro de agua 4 gotas de cloro líquido o en un galón de agua (4 litros) aplicar 16 gotas de cloro líquido). También se debe usar agua segura para la limpieza, lavar la ropa y los utensilios.
  • Cuide la preparación y manipulación  de  alimentos: limpiar con cloro  las superficies de los lugares donde se preparan los  alimentos. Lavarse las manos con agua y jabón antes de preparar alimentos. Cocinar bien los alimentos y cómalos recién cocinados. Guardar los alimentos en un recipiente tapado y ubíquelos en un lugar seguro para protegerlo de roedores y otros animales.

  • En caso de accidente: primero se debe realizar  inmediatamente la limpieza cuidadosa de las heridas (primeros auxilios) y después de eso, se  debe solicitar vacuna contra el tétanos. El agua impide ver donde se pisa, por lo que es probable herirse los pies con objetos punzocortantes.

Medidas para después de la inundación:

  • Evitar manejar por áreas inundadas y aguas estancadas.
  • Consumir agua limpia y segura. No beba el agua de la inundación ni la use para lavar los platos, cepillarse los dientes ni lavar o preparar la comida.
  • Escuchar las advertencias de las autoridades locales para saber si el agua es segura para beber y bañarse.
  • Emplear solamente agua hervida o tratada con cloro para beber, cocinar y otros quehaceres.
  • Botar todo alimento o agua almacenada que esté o pueda haber estado en contacto con el agua de la inundación.

  • Tapar bien los recipientes donde guarda o almacena el agua  y los alimentos para evitar contaminación  de roedores y otros animales.
  • Evitar el contacto con agua llovida estancada. Utilice zapatos cerrados de goma, como botas.
  • Protegerse de las picaduras de insectos utilizando repelente y ropa que cubra casi todo el cuerpo.
  • Eliminar las aguas estancadas de lluvia para evitar picaduras de mosquitos transmisores de malaria, dengue, zika, chikungunya  y otros.
  • Lavar y cepillarse bien los recipientes donde almacena agua y los comederos de animales.
  • Ante mordedura de algún animal, diríjase a un centro de salud para su valoración.
  • Si debe desplazarse a una zona, hágalo durante el día, con luz natural, siempre con botas de goma.
  • Las personas afectadas que presenten fiebre o algún otro síntoma deben ser valoradas por el personal de salud.

Peligro de leptospirosis

La doctora Villalta aseguró, también que la población debe permanecer atenta y tomar las medidas necesarias, en virtud de que tras las inundaciones emergen problemas sanitarios que incrementan el riesgo de contraer Leptospirosis, malaria y otras enfermedades.

Explicó que la Leptospirosis es una enfermedad que después de las fuertes lluvias, posee un potencial importante de transmisión en los seres humanos, toda vez que se adquiere por contacto directo con la orina de los animales infectados o con un ambiente contaminado por la orina.

Las especies más importantes en la transmisión incluyen: roedores (ratas, ratones, roedores de campo, otros) y animales domésticos (vacas, cerdos, perros y caballos).

Las personas afectadas con esta enfermedad, suelen presentar síntomas leves parecidos a los de enfermedades como influenza y dengue, por lo que es necesario un diagnóstico clínico y de laboratorio.

 

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Agréganos a Whatsapp