Deporte Internacional

El VAR salva una gris participación del Real Madrid

Julen Lopetegui aprovechó la jornada para darle descanso a varios de sus titulares que jugaron a mitad de semana contra la Roma.

El Real Madrid logró sacar un resultado positivo en casa, ante un aguerrido Espanyol.

 

El primer debate es el gol. Si no llega, la cocción del juego que prepara el Madrid servirá de poco, de nada. Asensio y el VAR aliviaron un dominio sin fruto, en una de las pocas opciones de contraataque, pero ni Benzema, ni Mariano, con minutos al final, llevaron la paz a un Bernabéu que acabó de los nervios frente a un Espanyol de muy buena presentación.

El equipo de Barcelona le puso las cosas complicadas al tricampeón de Europa.

Lopetegui empezó por agitar la alineación y acabó por cerrarla todo lo posible, con un doble pivote. No fue su día. Antes, sin embargo, el técnico movió trató de hacer algunos movimientos: apareció Vinicius en la convocatoria y desapareció antes del partido, descartado por el novel entrenador.

Marco Asensio marcó el único gol del compromiso.

Marcelo y Bale, en el banquillo, y Kroos dejaron sitio a Odriozola y Ceballos, en compatibilidad con Nacho, el futbolista multiusos, esta vez en la izquierda. El donostiarra mostró lo que puede dar su profundidad, aunque delante tenga a un Everest, (suplir a carvajal por lesión).

Lea También: Diego Armando Maradona ya tiene su propio narcocorrido en Sinaloa

Asensio e Isco aparecieron, asimismo, juntos, en una línea coronada por Benzema, de más a menos desde que empezó la temporada. El francés es un jugador ideal para el ecosistema que pretende Lopetegui, por su facilidad para la asociación y su juego a un toque.

Julen Lopetegui realizó varias rotaciones en su once titular.

Ese Madrid está hecho para tener la pelota y a ese Madrid es más fácil decirle que presione. El resultado es un equipo dominador, que alcanzó el clímax frente a la Roma, pero que puede encontrarse con dificultades para generar ocasiones si el rival defiende hacia dentro, como lo hizo el Espanyol.

El VAR entró en escena justo a tiempo.

El VAR tuvo que actuar, ya que Mateu Lahoz anuló el tanto sin que el juez de línea se lo indicara. Un error y una imprudencia. El gol liberó al Madrid, que creó más peligro en los cinco minutos siguientes, los primeros del segundo periodo, que en todo el primer acto, en el que las ocasiones de verdad fueron para el Espanyol.

El VAR hizo justicia en el gol del equipo merengue.

Esta es la primera vez que el conjunto merengue necesita una ayuda del nuevo sistema de arbitraje, y no pudo llegar en su mejor momento. Ahora se vendrá una semana larga para Lopetegui y el tricampeón de Europa para trabajar con un poco más de tranquilidad.

Publicidad

Agréganos a Whatsapp