Internacional Nacionales Realeza

FOTOS 👑| La fascinante historia de la corona de San Eduardo, usada por Carlos III para su coronación

corona de san eduardo
   
cable color

En la coronación de Carlos III como el nuevo rey de Inglaterra, el soberano utilizará dos coronas, incluyendo la más preciada de la monarquía británica, la corona de San Eduardo.

La Corona de San Eduardo es colocada por única ocasión en la cabeza del rey en su coronación, esta fue utilizada por última vez hace setenta años por la Reina Isabel II.

El Rey Carlos II mandó su creación en 1661, luego de la restauración de la monarquía, entonces el reino se vio en la necesidad que tener nuevas joyas para coronar al nuevo monarca.

Lea También: Coronación del Rey Carlos III| Estos serán los invitados y ausentes de la ceremonia

La corona contiene incrustaciones de 3,093 piedras preciosas, con 2,783 diamantes; 17 zafiros; 277 perlas; 11 esmeraldas; 5 rubíes y algunos turmalinas, amatistas, topacios y citrinos.

Dicha maravilla es considerada como una de las piezas más importantes de las joyas de la monarquía británica y expertos prevén que podría estar valorada en 4 millones 519 mil 709 dólares.

corona de san eduardo
Corona de San Eduardo

Luego de la misa en la Abadía de Westminster, el que esté en el mando jerárquico más alto de la realeza portará la corona del Estado Imperial, para saludar a los visitantes desde el balcón.

Lea También: El papa Francisco regala fragmentos de la Cruz de Cristo para la coronación del Rey Carlos III

La corona Imperial creada en 1838 para la coronación de la Reina Victoria, pesa 1,28 kilos y se compone de cuatro diademas con 2,868 diamantes; 273 perlas; 17 zafiros; 11 esmeraldas y 5 rubíes, portando en la parte superior una cruz plateada.

corona del estado imperial
Corona del Estado Imperial

Por su parte, la reina consorte Camilla, no portará la corona de la Reina Madre, sino que utilizará la que llevó la bisabuela de Carlos III en la coronación de Jorge V.

azteca cerveza  

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario