Nacionales

SUCESO INCREÍBLE EN HONDURAS: otra lluvia de peces en YORO

Este asombroso evento se dio por segunda vez en lo que va del año.

¡De nuevo sucedió lo que muchos no creen! Un evento que marca a la cabecera departamental de Yoro, municipio que lleva su mismo nombre, recibió lo que muchos denominan un mitológico suceso pero se torna en una real lluvia de peces.

Este hecho, supuestamente se da todos los años una sola vez. Sin embargo, este 2017 ha llovido en dos ocasiones, aseguran los pobladores.

Según la información, este inusual evento que viven los yoreños no tiene explicación alguna.

Un milagro de Dios

Uno de los extremos que se maneja, según la tradición comunitaria, tomando en cuenta que el municipio (Yoro) es mayoritariamente una zona rural compuesto por muchas aldeas donde se propagó la creencia de que la aparición de los peces obedece al milagro de un sacerdote católico español, el padre Manuel de Jesús Subirana, considerado por muchos como santo, y en su honor el hospital público de esa ciudad lleva su nombre.

Subirana fue muy cercano a las comunidades más empobrecidas y olvidadas en Yoro, otorgó títulos ancestrales a comunidades indígenas, sobre todo la Tolupán.

Visitó Honduras entre 1856 y 1864. Al encontrar mucha gente pobre y hambrienta, oró durante tres días y tres noches pidiendo a Dios un milagro que ayudará a los pobres a conseguir alimento, de ahí el milagro de la lluvia de peces, señala la creencia.

Según la ciencia

Otra versión, deja de lado la fe y profundiza en lo científico, argumentando que se trataría más de un fenómeno que podría ocurrir debido al instinto de los peces o probablemente, a alguna variación en el clima. Al caer, los peces se inquietan considerablemente, llegando en muchos casos hasta a perforar el suelo de poco espesor.

Desde sus inicios, los científicos han atribuido el suceso de la lluvia de peces de Yoro a las famosas trombas marinas procedentes del Océano Atlántico. Esto debido a que las nubes proceden de esta dirección, la tormenta es acompañada de descargas eléctricas y porque cae en la planicie llamada El Pantano donde existen minerales de hierro que pueden atraer la tromba marina.

El viernes se reportó que la lluvia de peces hizo nuevamente su aparición en el sector de Centro Poblado La Unión, aldea ubicada a 10 minutos del casco urbano de Yoro. Los pobladores no dudaron en saborear los deliciosos pescados que cayeron del cielo, tras una tormenta que se formó la noche del jueves.

National Geographic se fue a investigar

Cuando termina los pobladores salen de sus casas y van a los lugares donde caen los peces a recogerlos ya que extrañamente, la lluvia de peces no cae siempre en el mismo lugar.

Originalmente caía con frecuencia en el Barrio El Pantano, Las Colinas y Las Brisas, pero desde 1997 comenzó a caer en las aldeas del interior del municipio, como ha sucedido recientemente en la aldea El Medio.

En 1970, National Geographic envió científicos a Yoro para investigar el suceso. Su informe revela que los peces median alrededor de 15 cm y que eran ciegos.

Según su análisis los peces no caen del cielo, sino que, debido a la fuerte tormenta salen a la superficie de alguna corriente subterránea. Ellos lograron identificar la especie de los peces que caen, pero no encontraron registros de ellos en las cercanías.

Los investigadores hondureños y estadounidenses encontraron que los peces son de agua dulce, siempre se encuentra aún vivos y no son del tipo de peces de la región. Los peces “caídos del cielo” son del mismo tipo y tamaño, conocidos como pez lancha (un tipo de sardina).

Galería de la “lluvia de peces”.

Pobladores afirmaron que esta segunda caída de peces fue muy abundante.

Agréganos a Whatsapp

Prueba De Amor

Prueba de amor