coronavirus
Internacional

Niñas de las FARC: Vanessa cuenta su calvario “El comandante me violó a los 11 años”

coronavirus

Vanessa, reclutada desde niña por las FARC, se animó a denunciar los abusos sexuales de los que fue víctima por parte de altos mandos de la guerrilla colombiana.

Relato de Vanessa

 

Con tan solo nueve años, Vanessa García alias “Edna”, ingreso a las FARC, y hoy con 23 años quiso contar su terrible historia.

“El comandante me violó a los 11 años y me obligó a abortar tres veces”, narró.

Entonces me dijo “si no quiere por las buenas, será por las malas, pero usted tiene que estar conmigo primero antes de estar con otro hombre”.

También me decía: “Tu no has estado con otro hombre, ¿no es cierto?”. Me puse a llorar y a llorar, eso fue horrible”.

El superior, Oscar Montero, alias “El Paisa”, comandante de la columna Teófilo Forero y cerebro del atentado al club El Nogal, fue el primero en violarla. El segundo, fue otro al mando, al que apodaban “Edwin Cacerolo”.

Oscar Montero, alias “El Paisa”.
El Ejército confirmó la muerte en combates de Rafael Torres Morales, alias “Edwin Cacerolo”, cabecilla del frente 17 de las Farc.

Vanessa, no solo fue víctima de violaciones por líderes de la guerrilla, sino que también fue obligada a abortar cada embarazo que tuvo.

La joven quedó tres veces embarazada y pese a que los embarazos fueron producto de violaciones, siempre quiso ser madre y nunca pudo.

 “Tú sabes que a las FARC no viniste a parir hijos, tú sabes los reglamentos. Si no los conoces, estúdialos”, me dijo el comandante. Me puse a llorar, le supliqué, le dije que yo lo quería tener, que por favor entendiera que yo quería ser mamá”.

Durante seis meses Vanessa conservo el feto de su hijo en un frasco con alcohol, le gustaba conversar con él por las noches.

“Cuando estaba sola lo miraba, le decía lo triste y lo mal que me sentía por haberlo perdido, le decía muchas cosas, qué sería si ya hubiera nacido. Mi ilusión era tenerlo y no me dejaron, y así muerto lo quería tener. Ellos nunca se dieron cuenta, solamente lo veía yo”, recordó la joven.

“En un combate lo perdí, fue mejor porque me quité ese dolor de encima de verlo todos los días, pero era un consuelo a la vez. Yo sé que desde el cielo me cuida”, añadió la joven,

Hace dos años, antes del “Proceso de paz con el gobierno”, decidió escapar. Este mes se incorporó a la “Corporación Rosa Blanca”, que protege a ex guerrilleras que fueron victimas de abusos sexuales y abortos forzados.

Lea También: Conflicto entre las FARC y COLOMBIA ha terminado

Antes de ser reclutada

Vanessa asistía al colegio de Balsillas en Colombia. Un día apareció un grupo de guerrilleros reclutando menores de edad.

Niños reclutados por las FARC.

A sus nueve años, se unió forzosamente al grupo de escolares que marcharon ilusionados monte adentro. Durante tres años, contó que no tuvieron contacto con el mundo exterior.

Niñas que era secuestradas desde muy pequeñas por las FARC.

Cuando Vanessa tenía 16 años su padre intento ayudarla a fugarse, la guerrilla adivino sus planes y lo mataron. La joven vio el cadáver destrozado de su padre.

“Solo Dios sabe lo que a uno le ha tocado vivir. Son cosas tan horribles que uno a ratos pensaba, si existiera Dios, ¿por qué no me ayuda? Uno se siente impotente, horrible”, expreso Vanessa.

Las FARC han demostrado siempre un inmenso desprecio por las normas básicas del derecho internacional humanitario.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Abracemos a honduras
Animales y su significado
coronavirus