Nacionales Titulares

Matta Waldurraga, el amigo de políticos y empresarios hondureños fungió supuestamente como mediador entre los capos de la droga

Matta Waldurraga

El hijo del histórico Matta Ballesteros reunía a los ‘señores de la droga’ en el país y se agenció varios contratos gracias a contactos en el Congreso Nacional

El hijo de Juan Ramón Matta Ballesteros, Ramón Matta Waldurraga, fungió como un intermediario de los líderes de la droga en el país, según transcendió en las últimas horas.

Matta Waldurraga reunía a los líderes de la droga y tenía conexiones políticas en Honduras

 

Matta Waldurraga fue un objetivo difícil de seguir y localizar y fue supuestamente gracias a la DEA que se logró contactarlo, pues pasaba en su ruta Colombia-Honduras, porque su madre es colombiana.

Políticos, empresarios y capos de Honduras y Colombia eran los principales contactos que lo posicionaban en sus negocios.

En su residencia ubicada en San Pedro Sula decidió juntar a siete líderes del narcotráfico en Honduras: Los Cachiros, Los Valle, El Negro Lobo, Don H y Wilter Blanco, se informó.

Lea También: Ya hay fecha para la sentencia contra Matta Waldurraga

La reunión tuvo como objetivo planificar el asesinato del Zar Antidrogas, Julián Arístides Gonzáles, quien fue finalmente ultimado por policías en el Barrio Guanacaste de Tegucigalpa.

Los policías involucrados robaron también la computadora de Gonzáles antes de matarlo y descubrieron que él estaba investigando las rutas donde pasaba la droga y era custodiada por los uniformados a los distintos carteles.

Lo anterior fue también confirmado por el exjefe de Los Cachiros, en una corte de Nueva York, Devis Leonel Rivera Maradiaga, quien confirmó que todos los mencionados planificaron la muerte del Zar.

Lea También: El estado devolverá más del 90% de los bienes incautados a Matta Waldurraga

Según la información sus nexos con los políticos lo llevaron a agenciarse varios contratos de energía y mediaba por otros contratos para los otros integrantes de los demás cárteles.

Matta Waldurraga era culto, visitaba museos famosos en Europa y vivía en la abundancia.

El próximo 9 de octubre recibirá su sentencia, no obstante, se ha manejado que sería beneficiado por autoridades norteamericanas tras proporcionarles valiosa información, mientras guarda prisión en una cárcel de Brooklyn.

Publicidad

Agréganos a Whatsapp