Nacionales

Advierten propagación de piojos en albergues de la CNE

Los miles de personas asinadas en los albergues dispuestos por la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), no deben precuparse solo por el momento de volver a sus casas e intentar reconstruir su vida; ahora se ha agregado la posiblidad de que les pasen piojos y otros pequeños parásitos.

Así lo ha idicado la doctora  Xiomara Badilla, jefa de Epidemiología de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), quien ha advertido de los peligros de contraer dermatosis (enferemedades de la piel) y pediculosis (enfermedades del cuero cabelludo), al estar tanta gente agrupada en lugares tan pequeños y por tanto tiempo.

Ambas enfermedades son muy comunes y se transmiten por contacto  directo con una persona parasitada o con alguno de sus elementos de uso personal, sombreros, peines, ligas o cepillos para el cabello.

Las autoridades piden cuidar sibre todo a los niños menores de dos años.

Badilla explicó que en grupos de población concentrados como los albergues es más rápida la propagación de piojos, por lo cual la institución tiene interés en reiterar  la importancia de no compartir objetos personales.

La doctora también advirtió de la sarna, que es causada por el ácaro parásito Sarcoptes scabiei y también es muy contagiosa, pues se transmite fácilmente por contacto directo de piel a piel, por medio de sábanas, toallas y ropas contaminadas. En algunos casos se puede adquirir por contacto con animales, sobre todo perros.

“Entre más pronto reciban tratamiento, menos riesgo  que otras personas sean afectadas”, señaló la doctora Badilla.

Los pequeños acaros se adhieren a la piel y de ahí extraen la sangre.

El síntoma fundamental de la sarna es la picazón por la noche, inicialmente es localizado y en pocos días se generaliza. También aparecen lesiones en la piel que parecen picaduras, ampollas o granitos y líneas rojas, donde el ácaro ha penetrado debajo de la piel,  explicó Badilla.

En los niños pequeños, las lesiones pueden presentarse en la cabeza, el cuello, los hombros, las palmas de las manos y las plantas de los pies. En los mayores, la infección puede estar entre los dedos, las muñecas, el abdomen, axilas, glúteos, genitales, y los codos. En las mujeres mayores los pezones pueden ser afectados.

El tratamiento médico en estos casos puede ser una crema  o una loción para matar los ácaros. Todos los miembros de la familia necesitan tratamiento, aunque no muestren signos de la sarna, para prevenir una nueva infección.

 

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Agréganos a Whatsapp