Nacionales

Visitas al “Pozo”, pesadilla para familiares

 

Además de recorrer grandes distancias, los parientes y amigos tendrán que presentar tantos requisitos que les saldrá mejor esperar a que sean liberados.

 

Los familiares de los privados de libertad que han sido trasladados a la cárcel de Máxima Seguridad “El Pozo” en Ilama, Santa Bárbara, no sólo tendrán que hacer grandes sacrificios para llegar hasta allá. En la entrada deberán presentar una cantidad tan grande y compleja de requisitos que muchos se tendrán que resignar a nunca ir.

Si a alguien con una formación educativa básica le parecerá difícil reunir todos estos requisitos, para una persona humilde de una zona rural, será una misión imposible.

En cumplimiento al Reglamento de Visitas incluido en la Ley del Instituto Nacional Penitenciario (INP), los interesados en ingresar a la cárcel deberán someterse a un riguroso control de seguridad.

Los visitantes, a diferencia de lo que sucede actualmente en algunos centros penales, no podrán permanecer todo el día en el interior de la Penitenciaria y menos dormir en las instalaciones.

Esto representa un drástico cambio que evidencia la modernización y transformación del Sistema Penitenciario ejecutado por el INP.

Esta transformación incluye el cumplimiento al respeto a los derechos fundamentales de los reclusos y, a un proceso de reeducación y rehabilitación para una vez que obtengan su libertad.

Lea También: Video: Traslado de reos del centro penal de San Pedro Sula hacia “El Pozo”

Antes de poder ingresar, los parientes deben estar inscritos en el Registro de Visitantes y portar su carné de visita extendido por las autoridades del INP, una vez cumplido con los requisitos.

Para poder ingresar al registro de visitas la persona deberá presentar los siguientes documentos:

  • 1.- Copia de la tarjeta de identidad de cada uno de los visitantes o pasaporte en caso de ser extranjero.
  • 2.- Constancia de vecindad del municipio donde reside.
  • 3.- Constancia de antecedentes penales vigente.
  • 4.- Constancia de antecedes policiales vigente.
  • 5.- Tres fotografías tamaño carné.
  • 6.- Certificación donde se indique el parentesco con la persona que se va a visitar.
  • 7.- Certificación de matrimonio en el caso de ser cónyuge (pareja) de quien visita o declaración jurada debidamente autenticada por notario, cuando se trate de unión libre.
  • 8.- Nombre de la persona privada de libertad a visitar.

En caso de los niños (as) deben presentar certificación de nacimiento o pasaporte y lo establecido en los numerales 2, 5 y 6.

Toda esta documentación será sometida a un proceso de evaluación e investigación y al comprobar su veracidad las autoridades de trabajo social y el INP, emiten el carné.

Las prohibiciones

Una vez que la persona está autorizada a ingresar a la penitenciaria de “El Pozo”, deberá someterse a las reglas establecidas en la Ley:

  • 1.- Ingresar con alhajas o joyas.
  • 2.- Vestir camisas color anaranjada, verde o gris.
  • 3.- Ingresar con zapatos tipo plataforma
  • 4.- Portar armas u objetos prohibidos por la Ley.
  • 5.- Ingresar con lentes oscuros, con gorras o sombreros, pelucas, máscaras o disfraces.
  • 6.- Presentarse en estado de ebriedad o bajo los efectos de droga o estupefacientes.
  • 7.- Ingresar cualquier clase de arma.
  • 8.- introducir al Establecimiento Penitenciario bebidas energizantes, embriagantes, drogas o estupefacientes.
  • 9.- Llevar medicamentos no autorizados por el personal médico del establecimiento.
  • 10.- Llevar objetos de valor destinados a las personas internas como joyas y dinero.
  • 11.- Ingresar material pornográfico y otros que inciten a la violencia o que sean contrarios a la moral y a las buenas costumbres.
  • Lea También: En el segundo semestre de 2017 serán trasladados el total de reos sampedranos

De esta manera se dejan de lado las costumbres del antiguo sistema carcelario que han sido sinónimo de ingobernabilidad, inseguridad, violencia y comisión de delitos, entre ellos planificación de masacres, secuestros y extorsiones.

Sin embargo, las oscuras páginas de ese libro se han comenzado a cerrar con la reforma integral impulsada por el presidente Juan Orlando Hernández, construyendo cárceles modernas de máxima seguridad adecuando la legislación con la realidad nacional, la cual incluye la capacitación de nuevos custodios.

De relevancia

  • Las visitas a los reclusos de mínima y mediana seguridad se realizarán los días sábado y domingo en un horario de 10:00 am a 3:00 pm.
  • Cada privado de libertad solo podrá recibir tres visitantes por día y nadie puede quedarse a dormir en la cárcel.
  • La visita se realiza en una sala la cual cuenta con sistema de cámaras, por lo que todo es monitoreado por las autoridades.

1 Comment

Clic aquí para dejar su comentario

  • Soy anti joh, pero esta es una de las mejores medidas q a tomado el gobierno, lo siento mucho y deberas lo lamento por su familia y por los familiares mas cercanos y no asi por los presos ya q ellos merecen mas q eso, son unps delincuentes q apagaron muchas vidas sin misericordia y ahora quieren miseicordia para ellos, NO SE MERECEN NADA !! MEJOR QUE PAGUEN ENCERRADOS Y ALLI NO LE HACEN DAÑO A NADIE !!!!

Abracemos a honduras