Internacional

VIDEO | “No elijan la extinción”: “dinosaurio” toma la palabra en asamblea de la ONU para alertar sobre cambio climático

dinosaurio onu combustibles fósiles
Betty Litro de amor La hija del E.

Como parte de una ingeniosa campaña contra el subsidio a combustibles fósiles, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha difundido un clip en que una dinosaurio habla sobre su experiencia en extinción.

El video inicia con tomas de la sede de la ONU en Nueva York, Estados Unidos, en lo que pareciera ser el preámbulo de una intervención regular durante una asamblea, hasta que una dinosaurio irrumpe en la escena.

Esta camina entre los asistentes que, asustados, la ven desplazarse hasta el histórico podio del recinto, desde el cual da un sermón a la humanidad sobre sus acciones respecto al apoyo a la extracción de combustibles fósiles.

“Escuchen todos: sé unas cuantas cosas sobre la extinción, y déjenme que les diga, y ustedes pensarán que eso es algo obvio, pero extinguirse no es nada bueno”, expresa el personaje animado por computadora.

Lea También: La CIDH preocupada por el clima de “represión” que rodea a las elecciones en Nicaragua

El contexto de la campaña

Los combustibles fósiles constituyen el 80 % de las fuentes energéticas mundiales.

Los combustibles fósiles — el petróleo, el carbón y el gas natural— son fuentes de energía procedentes de la descomposición de materia orgánica de animales, plantas y microorganismos.

En su artículo El papel de los combustibles fósiles en un sistema energético sostenible, la ONU estima que estos constituyen el 80 % de la demanda actual de energía en todo el mundo.

La problemática que surge tras su uso radica en la gran cantidad de dióxido de carbono (CO2) y metano que se desprenden durante toda su cadena de valor, y que acelera el cambio climático a pasos dramáticos.

“El nivel de emisiones tendría consecuencias climáticas desastrosas para el planeta”, reza el documento

En Honduras, país especialmente frágil a los embates del cambio climático (sequías, inundaciones y contaminación del aire, por ejemplo), el uso de combustibles fósiles aumentó en un 200 % desde 1974 (27.14 % de la energía utilizada) hasta 2014 (52.48 %).

Pese a que el país tiene amplio potencial en generación de energías limpias, estas no constituyen la mayoría de la agenda energética.

No obstante lo anterior, las emisiones de países pequeños no son tan significativos para el cambio climático como las de las grandes potencias industriales del mundo, reacias a firmar acuerdos que den la vuelta a una senda de destrucción ambiental.

CC IK