Judiciales

(VIDEO) La serie de hechos en el caso Kevin Solórzano y la muerte del exfiscal

El joven fue sentenciado a más de 33 años de cárcel por asesinato y tentativa de asesinato

Tras la pena concreta dictada el pasado jueves en contra de Kevin Solórzano, preso desde el pasado 20 de noviembre, acusado de asesinar al exfiscal, Edwin Eguigure, hay algunos pasajes en este caso que se volvió mediático en la población y que para una mayoría ha dejado un mal sabor de boca.

El asesinato se perpetró el 11 de noviembre de 2014 en la aldea El Chimbo, en la carretera que conduce de Valle de Ángeles, se manejó que lo ultimaron dos desconocidos.

Nueve días después la Fuerza de Seguridad Institucional Nacional (FUSINA) capturó a Kevin como el presunto hechor, en ese entonces de 19 años de edad.

Él al momento de su captura lloraba diciendo que no había matado a nadie  y su familia ha alegado también su inocencia abriendo en las redes una página denominada Liberen a Kevin, que intermediaba con la población acerca de lo que iba sucediendo con el universitario.

Lea También: Tribunales le dictan 33 años de cárcel a Kevin Solórzano

Además se realizaron marchas a favor del joven reclamando por su liberación y exigiendo justicia.

Ese espacio en las redes se volvió en un juicio que se volvió mediáticos y alcanzó niveles sin precedentes, creando en la mayoría de la población hondureña una percepción de que se estaba cometiendo una terrible injusticia con el joven.

El 30 de junio de 2015 la justicia seguía sin pronunciarse sobre el caso y las partes estaban aún a la espera de la sentencia correspondiente.

El 8 de febrero de 2017 después de un fallo de 2 a 1, la Sala 1 de lo penal de la Corte Suprema de Justicia declaró culpable a Kevin de asesinar a Eguigure y dejó en suspenso la sentencia de la pena concreta contra el joven.

Después de ser condenado la fiscalía pidió una pena de 50 años de prisión contra Solórzano, en tanto la defensa pidió la pena mínima, estimada en 33 años.

Meses antes se confirmó el auto de formal procesamiento y la prisión preventiva por el asesinato del exfiscal.

En diciembre de 2016, una testigo, supuestamente integrante de la Mara Salvatrucha (MS-13), acusó a la viuda de Eguigure, María Auxiliadora Sierra, de haber pagado 120 mil lempiras por la muerte de su esposo. La testigo mencionó que el crimen fue pasional.

Previamente la esposa del fallecido, divulgó un video donde culpó a Solórzano del crimen: ‘Reconozco al sicario que tuve enfrente y que apuntaba con un arma de fuego, día en que la víctima recibió 40 puñaladas y dos disparos en la cabeza’, mencionó la viuda.

La defensa interpondrá un recurso de casación, última instancia que les queda para poder revertir esta condena vuelta mediática en la sociedad catracha.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Agréganos a Whatsapp