Uncategorized

VIDEO | Consternación por joven que tose cada tres segundos tras contagiarse de COVID-19

Verena García tose
Betty Betty Litro de amor La hija del E.

Una peculiar secuela provoca que la joven tosa las veinticuatro horas del día, situación que le ha generado molestias y que la consterna al no encontrar un tratamiento efectivo.

Verena García, una adolescente española de 16 años, vive un suplicio desde que se contagió de COVID-19 en octubre del año pasado, pues desde entonces tose las veinticuatro horas del día sin que se tenga una explicación médica clara.

La joven, residente de la ciudad española de Murcia, se contagió en octubre de 2020. A pesar de no haber sufrido síntomas especialmente graves durante la enfermedad, desde entonces desarrolló una tos crónica que la ataca cada tres segundos.

Esta circunstancia ha derivado en un profundo agobio para García, pues toda su vida se ha visto trastornada a causa de su condición.

 

“Mi vida ha cambiado completamente. No puedo ir al cine, salir con mis amigas, ir a comer […]. Tengo que pasarme el día en casa. No puedo ir a clase, solamente me conecto online”, detalló durante una entrevista.

El único momento en el que la tos merma es cuando duerme. Sin embargo, la molestia constante hace que conciliar el sueño resulte un desafío.

Lea También: Conozca algunos síntomas que presentan las personas que ya tuvieron Covid-19

No solo tose

Durante el día, García debe lidiar con los efectos eventuales del padecimiento. Relató que entre estos se encuentran “dolores de cabeza, mareos, inflamación y otras cosas que van saliendo”.

A pesar de todo, no pierde la esperanza en que el equipo de médicos que analiza su caso pueda encontrar una solución para su problema. “Lo último que se pierde es la sonrisa”, expresó.

Jorge Dreyse, médico broncopulmunar, explica que el 90 por ciento de este tipo de casos tienen tres posibles causas, que son “la descarga posterior (el moco que cae por atrás de la rinitis alérgica), la irritación de las cuerdas vocales y la tercera es el asma”.

Si tras analizar la situación se descarta que uno de estos sea el detonante, Dreyse indica que habría que realizar análisis más complejos para determinar un origen neurológico.

Si bien el caso de García es peculiar, no es aislado, ya que cuatro de cada 10,000 casos de coronavirus reportan la misma secuela.

CC IK