Internacional Opinión Reportajes

Trump podría tener serios trastornos dicen algunos expertos.

partido Betty Litro de amor

La oficina política más poderosa del mundo podría estar en manos de un trastornado narcisista según algunos expertos.


¿Podría Donald Trump realmente estar loco? Parece increíble preguntarse si un hombre que dirigió un negocio multimillonario y derrotó a opositores políticos experimentados en su camino a la oficina más alta en los EE.UU. podría no “estar en sus cabales” sin embargo los expertos están debatiendo la salud mental del presidente de Estados Unidos.

Presidente Donald Trump en la Oficina Oval
Presidente Donald Trump en la Oficina Oval

La discusión sobre la salud mental de Donald Trump ha surgido después de la publicación de una carta abierta de decenas de profesionales que dicen que su “grave inestabilidad emocional” lo hace inadecuado para la presidencia. (Un poco tarde para hacer dichas aseveraciones)*


¿Porqué lo dicen hasta ahora?

La llamada parece romper una regla tradicional entre los expertos, la de no diagnosticar a la gente pública, y ha sido condenada por un psiquiatra principal, que describió el “nombre psiquiátrico” como un insulto a los enfermos mentales.

El debate sobre la capacidad mental del Sr. Trump no es nada nuevo, y existía incluso antes de su elección, en noviembre pasado.

Pero la mayoría de los profesionales de la salud mental se han abstenido de hacer declaraciones públicas, siguiendo un principio autoimpuesto conocido como la “regla de Goldwater”, adoptada por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA por sus siglas en inglés) en 1973.

Dicha “regla” prohíbe a los psiquiatras diagnosticar a alguien que no han evaluado personalmente. Se instaló en 1964 después de que una revista preguntó a miles de expertos si el candidato republicano Barry Goldwater era psicológicamente apto para ser presidente.

628x471

La APA advirtió el año pasado que romper la regla al tratar de analizar a los candidatos en las elecciones presidenciales era “irresponsable, potencialmente estigmatizante y definitivamente poco ético”.

Pero ahora, algunos profesionales se han pronunciado, e incluso han firmado una petición pidiendo la remoción del Sr. Trump del cargo. Hasta el momento han reunido más de 23.000 firmas.


¿Que diagnostico han sugerido los psicólogos?

Algunos han sugerido que el señor Trump tiene Trastorno Narcisista de la Personalidad (NPD por sus siglas en inglés).

Las personas con esta condición a menudo muestran algunas de las siguientes características, de acuerdo con la revista “Psicología Hoy”:

  • Grandiosidad, falta de empatía por otras personas y una necesidad de admiración
  • Ellos creen que son superiores o pueden merecer un tratamiento especial
  • Buscan la admiración y la atención excesivas, y luchan con la crítica o la derrota

En una carta al New York Times, 35 profesionales de la salud mental advirtieron que la “grave inestabilidad emocional” demostrada en el reciente discurso del Sr. Trump y sus acciones lo hacen “incapaz de servir con seguridad como presidente”.

U.S. President Donald Trump gestures as he leaves the podium after a news conference at the White House in Washington, U.S., February 16, 2017. REUTERS/Kevin Lamarque
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, hace gestos mientras abandona el podio tras una conferencia de prensa en la Casa Blanca en Washington, EE.UU., 16 de febrero de 2017. REUTERS / Kevin Lamarque

Dijeron que los expertos habían permanecido en silencio debido a la regla de Goldwater, pero que era hora de hablar.

“Este silencio ha resultado en un fracaso en la prestación de nuestra experiencia a periodistas preocupados y miembros del Congreso en este momento crítico. Tenemos miedo de que demasiado está en juego para permanecer en silencio por más tiempo”.

La carta añadió:

“El discurso y las acciones del Sr. Trump demuestran una incapacidad para tolerar puntos de vista diferentes a los suyos, lo que lleva a reacciones de rabia. Sus palabras y su comportamiento sugieren una profunda incapacidad para sentir empatía.”

“Los individuos con estos rasgos distorsionan la realidad para adaptarla a su estado psicológico, atacando hechos y quienes los transmiten (periodistas, científicos)”.

A principios de esta semana, el senador demócrata Franken dijo que “algunos” de sus colegas republicanos le habían expresado preocupación por la salud mental del Sr. Trump. Las preocupaciones, dijo, provienen de preguntas sobre la veracidad del presidente y la sospecha de que el señor Trump “miente mucho”.


¿Por qué la controversia?

Aparte de la ruptura aparente de la regla de Goldwater, otros profesionales dicen que el diagnóstico psiquiátrico del Sr. Trump es un insulto a los enfermos mentales.

También en una carta al mismo diario, el Dr. Allen Frances, quien ayudó a escribir el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales IV, uno de los principales manuales clave utilizados para clasificar los trastornos mentales, dijo que “la mayoría de los diagnósticos aficionados han etiquetado erróneamente” el diagnóstico de “trastorno narcisista de la personalidad”.

3000

“Puede ser un narcisista de clase mundial, pero esto no lo hace enfermo mental, porque no sufre de la angustia y el deterioro necesarios para diagnosticar el trastorno mental”.

Añadió: “El Sr. Trump causa una gran angustia en lugar de experimentarla y ha sido ricamente recompensado, en lugar de castigado, por su grandiosidad, auto-absorción y falta de empatía.

“Es un insulto estigmatizante para los enfermos mentales (que son en su mayoría bien comportados y bien intencionados) para ser agrupados con el Sr. Trump (que no es así).

“El mal comportamiento rara vez es un signo de enfermedad mental, y los enfermos mentales se comportan mal raramente.” La etiqueta psiquiátrica es una forma equivocada de contrarrestar el ataque del señor Trump a la democracia “.

Apuntó el Dr. Frances.


Hasta el momento, todas estas estimaciones tanto a favor como en contra de un diagnostico “a ojo de buen cubero” son solamente eso, estimaciones.

Son las acciones del Presidente Donald Trump las que terminarán por demostrar el verdadero estado mental del presidente de la denominada nación más poderosa de la tierra, y son sus compatriotas norteamericanos los que tendrían que decidir si continúa siendo su presidente o no.


 

La hija del E. CC IK

Acerca del Autor

Luis Hernandez

Luis Hernandez

1 Comment

Clic aquí para dejar su comentario

  • yo creo que tiene que someterse a una serie de análisis médicos para determinar si en verdad el esta padeciendo de de tránstornos mentales eso seria lo mejor indicado