Internacional

Tras terremoto México le hace frente a otro golpe de la naturaleza

sera que es amor

México enfrenta la amenaza del volcán Popocatépetl, que ayer arrojó rocas incandescentes y ceniza en pueblos aledaños.

El “Popo” está ubicado a 65 kilómetros al sureste de la Ciudad de México y entre los estados Puebla, Morelos y el Estado de México, cerca del epicentro del devastador sismo que provocó al menos 337 fallecidos y millonarios daños.

Lea También: TERREMOTO EN MÉXICO: Continúa dramático rescate de las víctimas

El director del Centro Nacional de Prevención de Desastres, Carlos Valdés, dijo que la actividad intensa del volcán de 5,400 metros de altura ya había cesado tras el evento de la madrugada, que duró casi cinco horas, y que generó una emisión de gases o vapores a altas temperaturas de dos kilómetros de altura con un importante contenido de ceniza.

“No hay mayor riesgo, nada más que en ocasiones se queda el volcán generando todavía algo de ceniza y entonces es un proceso en donde literalmente ya terminó y no esperaríamos que continúe”, dijo en una entrevista telefónica.

Lea También: CAOS EN PUERTO RICO: no hay agua, alimentos ni energía eléctrica

La leve lluvia de ceniza cayó en las poblaciones de Ecatzingo y Atlautla, en el Estado de México, y en otras del estado Morelos, muchos de ellos con grandes daños tras el terremoto.

De acuerdo con el especialista, la actividad del volcán está relacionada con el terremoto, que puede haber acelerado el proceso normal de construcción y destrucción del domo que se viene dando regularmente desde que el volcán retomó actividad hace 23 años.

Mientras tanto, en otras zonas de la capital iban menguando las actividades de búsqueda de sobrevivientes atrapados en los escombros de los edificios destruidos por el sismo, el más mortífero en 32 años, y muchos ya solo se conformaban por recuperar los cuerpos de sus familiares.

CC IK

Acerca del Autor

Andrea Velasquez

Andrea Velasquez

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario