Nacionales

Campesinos a las calles: “Estamos cansados de que nos sigan viendo la cara”

Tomas
Betty Litro de amor La hija del E.

Movimientos de productores agrícolas realizan tomas en municipios de los departamentos de Olancho y La Paz por incumplimiento de acuerdos comerciales y mal estado de las carreteras.

De oriente a occidente, diversas organizaciones campesinas mantienen las tomas de tramos carreteros vitales.

En Olancho, los ganaderos protestan por el irrespeto al precio mínimo del litro de leche pactado con las procesadoras; mientras que los patronatos de La Paz exponen múltiples exigencias económicas e infraestructurales.

Olancho

Los productores de leche de este departamento continúan con las medidas de presión retomadas desde el lunes 27 de junio, y que se extienden a los municipios de San Esteban, Gualaco, Catacamas, Juticalpa y Patuca.

Se señala el incumplimiento de un acuerdo entre este sector y los procesadores de leche, en el cual se establecía que estos últimos pagarían un precio mínimo de 8 lempiras por litro.

“No podemos soportar que, a pesar de las condiciones climáticas, se nos ha venido disminuyendo […] el precio de la leche a tal grado de que en este momento [está] a seis lempiras”, declaró Justo Martínez, representante de la Asociación de Ganaderos de Olancho (AGAO).

Lea También: Productores olanchanos regalan más de 20 mil litros de leche exigiendo precios justos

Martínez señaló que, con este precio, los pequeños ganaderos no logran alcanzar el punto de equilibrio económico, debido a los altos costos de producción.

“A aquellos que producen de diez a veinte litros de leche […] les están pagando seis lempiras [o] menos de seis de lempiras, lo cual es una ofensa a su vivir”, aseveró.

Asimismo, informó que su gremio se reunirá la tarde de este jueves 7 de julio con Mauricio Guevara, ministro de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), y con “un sector importante” de los procesadores de leche.

La Paz

Por su parte, miembros de la Red de Patronatos del municipio de la Paz iniciaron una toma en la carretera CA-5, específicamente en el desvío El Conejo.

La raíz de su descontento está en el estado de las carreteras en las comunidades de Concepción, Tepanguare y Marcala, el incremento del precio de los fertilizantes y de la energía eléctrica.

“En la zona alta del departamento de La Paz ya estamos hartos, estamos cansados de que nos sigan viendo la cara”, señaló un representante del grupo.

Los campesinos hicieron un llamado a la comisión interventora de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-Honduras), unidad gubernamental de gestión de infraestructura, para iniciar un proceso de negociación.

CC IK

Acerca del Autor

Avatar

Redacción Web

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario