Nacionales Titulares

CASO SIN RESOLVER: Asesinato de modelos, un modelo de impunidad con marca del crimen organizado

La masacre de tres modelos ocurrida en marzo de 2015 en Tegucigalpa permaneció impune

El caso de las modelos asesinadas en Tegucigalpa sacudió al país por la forma bélica y sin pudor de actuar de los criminales.

Eran apenas las 10:00 de la mañana cuando los victimarios pararon un microbús y bajaron a las víctimas a las que masacraron con armas largas.

El hecho se suscitó la mañana del 15 de marzo del 2015, (un domingo), cerca de un puente a desnivel.

Los criminales iban tras a una de las jóvenes, no obstante, las otras dos fueron ejecutadas por el lazo de la amistad con la fémina buscada.

Modelos asesinadas en Tegucigalpa

Se trata de Alma Mariela Ordóñez Vargas (27), Blanca Alejandra Velásquez Mejía (20) y Madelyn Ramírez Zambrano (21).

En el busito viajaban un total de seis varones y cinco mujeres, quienes llevaban como destino el pintoresco municipio de Valle de Ángeles.

Los pasajeros habían sido contratados para participar en un evento en ese municipio, todos ellos presenciaron el múltiple crimen y de milagro no los asesinaron a todos.

Modelos asesinadas en Tegucigalpa

Lea También: CASO SIN RESOLVER: El cerro más alto de Honduras se convirtió en la pesadilla de montañista desaparecida

La masacre se cometió a vista de los demás pasajeros y de los vecinos del sector. El hecho  conmocionó el país. Esto por la forma de actuar del crimen organizado que operó sin piedad en contra de las occisas.

Los hechos en el caso de las modelos asesinadas en tegucigalpa:

Se mencionó que una camioneta se le cruzó a la unidad de transporte y unos cuatro hombres armados irrumpieron y preguntaron por ‘Alma’.

Posteriormente procedieron a bajarla y al observar la cercanía de las otras dos modelos también les dieron muerte.

Modelos asesinadas en Tegucigalpa

Lea También: CASO SIN RESOLVER: Militares masacraron a siete campesinos de El Jute y vivieron impunes

Las autoridades ligaron este hecho violento, con el crimen del colombiano, Álvaro Andrés Bolivar Solarte, ultimado dos días antes que las muchachas.

Al sudamericano lo raptaron y después fue encontrado “encostalado” en el anillo de Circunvalación de San Pedro Sula.

Lea También: CASO SIN RESOLVER: Las altas esferas asesinaron al ambientalista Carlos Escaleras

Después del asesinato, su esposa, también colombiana, Doris Barahona, (25 años), fue a reclamar el cadáver de su marido y ahí llegaron a asesinarla. El día siguiente sucedió el fatídico asesinato múltiple contra las féminas mencionadas.

Hasta la fecha nunca se investigó quiénes estuvieron involucrados en esta masacre, donde las talentosas muchachas, fueron arrebatas por el monstruo del crimen organizado, que sigue actuando impune.

Agréganos a Whatsapp