fiestas-patrias
Nacionales Sucesos

Semana Sangrienta: Honduras registra tres masacres en menos de 7 días

tres masacres
castgo castgo

La pandemia de la violencia no cesa en el país, y esta semana tres hechos violentos marcaron y enlutaron a varios hogares hondureños.

Once personas es el saldo de víctimas mortales que dejaron las últimas masacres acontecidos en el transcurso de la semana.

Lea también: Desnudo y con varios balazos, encuentran cadáver en sector solitario de Olancho  

La primera masacre dejó tres personas muertas en una gasolinera ubicada en la carretera hacia Valle de Ángeles, en la colonia el Sitio de Tegucigalpa.

Los fallecidos respondían a los nombres de Antony Josué Gómez Pinzón, Axel Rodrigo Gómez Pinzón, quienes eran hermanos.

Según información Policial, el crimen sucedió por ajustes de cuentas y hasta el momento no se sabe el paradero de los malhechores.

Lea también: Dirigentes del movimiento yanista se reúnen por primera vez en la capital

Asimismo, el segundo homicidio múltiple se registró en la aldea El Portillo departamento de Lempira, donde tres hombres y dos mujeres, miembros de una misma familia, fueron ultimados por sujetos fuertemente armados.

Las víctimas fueron identificadas como José Sánchez Gómez (58), Laurentina Mejía (55), Maykol Sánchez Mejía (28), Vivian Sánchez Mejía (25), y José Gómez Mejía (22).

Lea también: Iglesias evangélicas celebran el Día Nacional de la Biblia en plena pandemia

Por otro lado, el último aniquilamiento se reportó la noche del sábado en un campo de fútbol donde asesinaron a tres personas y cuatro resultaron heridas.

El terrible acontecimiento se suscitó a inmediaciones de la Cuenca del Río Cangrejal de La Ceiba, Atlántida. Los ahora occiso respondían al nombre de Miguel Urbina, Domingo Cantarero y Darlin Banegas.

Con estos nuevos actos violentos el número de masacres en el país ascienden a 38 en lo que va de 2020, elevando a 140 los fallecidos por muertes violentas.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

maseca
instituto de la propiedad
Abracemos a honduras