Economia Nacionales Titulares

¿Revolución industrial en Costa Rica? Se vislumbra futura industria automotriz

Por fin fue aprobada la ley de “Ley de incentivos y promoción para el transporte eléctrico”, con la cual se espera que Costa Rica dé pasos en el camino de mitigar las emisiones de dióxido de carbono (CO2), uno de los principales gases contaminantes de la atmósfera terrestre.

Pero esto no solo significa que algunos carros tendrán exoneraciones que alcanzarán el 50% de su valor, sino el posible inicio de una industria antes imposible en nuestro Costa Rica, la automotriz.

Once Noticias conversó con los dos diputados impulsaron la ley, Marcela Guerrero y Franklin Corella, quienes desde el inicio de esta legislatura se pusieron como meta dejar como legado esta ley.

Ahora no solo los carros completos dejarán de pagar el importe, también sus partes, eso quiere decir que artículos como baterías y las piezas separadas para el ensamblaje en Costa Rica reducirán también su precio.

La idea de esto promover la producción de estos vehículos en nuestro país, atrayendo inversión extranjera  e incentivando la industria nacional a que inicie un nuevo modelo de negocio. Es decir, se promueve una revolución industrial a lo tico, tropicalizada con el ingrediente verde de empresas no contaminantes.

“Viene una era importante para el país, creo que con la votación del proyecto se inicia la era de la movilidad eléctrica en Costa Rica y es una oportunidad histórica que el permite al país ser líder en la región e inclusive generar una nueva industria”, comentó Corella.

El proyecto de ley tiene una serie de elementos importantes dentro de los cuales está evidentemente los incentivos y exoneraciones para el transporte eléctrico, los centros de carga y las baterías, pero también genera un marco de exoneraciones para que aquellas industrias o empresas ensambladoras de vehículos que estén interesadas en establecerse en el país lo hagan”, el legislador.

Corella también destacó que desde hace un año se dio una reunión en Casa Presidencial con los representantes en Costa Rica de “China Motors”, empresa que se muestra desde entonces interesada en establecer en suelo nacional una planta de ensamblaje de esta clase de vehículos.

Luego de este gran paso, toca seguir avanzando en la promoción de estas empresas a nivel nacional, lo que no solo crearía más puestos de trabajo calificado y semicalificado, sino la entrada de divisas directas con posibles exportaciones a mediano plazo.

“El sector privado tiene que asumir riesgos, pero el Estado debe dar estímulos, como lo hemos hecho en el pasado. Urgen incentivos, sobre todo en materia fiscal. Yo voy a dar mi última discusión, en lo que me resta como diputada de la República, para que tengamos una reforma fiscal que sea un acuerdo de esta naturaleza, donde la Asamblea Legislativa finalmente da señales amplias y no restringidas”, destacó Guerrero.

De igual forma se han dado otros signos que vislumbran el desarrollo de esta clase iniciativas en el país, como la empresa del científico nacional Franklin Chang, quien con su compañía ubicada en Liberia, Ad Astra Rocket, incursionó en el área de los motores de hidrógeno.

“Esto todavía está empezando, uno esperaría que empresas como Tesla, valore la opción de establecer en la región”, finalizó Corella.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Agréganos a Whatsapp