Nacionales

Retrata su victoria sobre la muerte a través del vidrio

Boxi

El arquitecto Óscar Carmona deja por horas los planos para explorar a través de nuevas texturas y formas de arte. Esto, con el es fin de expresar su testimonio, plasmado en el vidrio, tras su experiencia con la muerte.

Su trabajo más reciente se agrupa en la “Introspección”, un conjunto de 18 piezas que se presentará por un mes en la galería Sophia Wanamaker, del Centro Cultural Costarricense Norteamericano, en San Pedro de Montes de Oca.

La exposición formula una revisión al concepto de introspección, en tanto un volver a mirar a lo íntimo y personal de su recorrido vital, desde un propio planteamiento estético y filosófico del autorretrato.

La Misa

“A mis 54 años, Dios me dio una segunda oportunidad de vivir al superar una muerte súbita, esto me dio enseñanzas muy importantes y me permite dedicarme al trabajo en vidrio utilizando técnicas como el casting o vidrio colado y transferencias de imágenes hechas con polvo de vidrio e intervenidas con esmaltes horneados a alta temperatura para incorporar el color”, indicó Carmona.

La exposición recoge esa idea personal e íntima del artista, a partir de esa pregunta básica sobre quiénes somos y quién queremos ser. He aquí que esta muestra está dispuesta, por medio de un conjunto de objetos seleccionados, a llevarnos a aproximaciones
sobre el acto de presencia desde el autorretrato, como una imagen humana con la intencionalidad de hacerse presente en esa extraña y confusa constelación denominada tiempo.

“El vidrio proviene de la entraña de la tierra y del fuego; es mágico, de carácter noble, frágil y fuerte, con su permanencia nos transmite sentimientos sublimes, eternos y me permite en esta Introspección, contar historias utilizándolo como material de exquisitas características”, agregó Carmona.

Ego

La exposición estará abierta a todo público del 14 de mayo al 14 de junio. El horario de la Galería Sophia Wanamaker es de lunes a viernes, de 9:00 a.m. a 6:30 p.m., y Sábados de 9:00 a.m. a 4:30 p.m., entrada gratuita.

“Esa idea, de una humanidad autorretratada, se funde bien con ese equilibrio entre fragilidad y resiliencia características del vidrio. La humanidad y el vidrio en ocasiones se enfrentan a la fractura y al cambio morfológico, ya sea por condiciones de temperaturas elevadas o por experiencias que hacen a nuestras vidas cambiar de nivel, con tan solo un impacto certero”, explicó el curador de la exposición y Coordinador de Artes Visuales del Centro Cultural Costarricense Norteamericano, Juan Diego Roldán.

 

 

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Internet cable color
Abracemos a honduras