fiestas-patrias
Coronavirus Nacionales

Repatriarán cenizas de niña hondureña de 6 años, víctima del COVID-19

Astrid Reyes

Suny Galindo, madre de la niña de 6 años, Astrid Reyes, espera enviar las cenizas de su hija a Honduras.

La menor, Astrid Reyes, quien añoraba regresar al país para estar con sus familiares, es considerada por las autoridades, como la víctima más joven de COVID-19 en Florida, Estados Unidos.

Lea También: OMS estima que las vacunaciones masivas serán hasta mediados de 2021

Galindo, declaró que quiere cumplir el deseo de su única hija.

“Éramos inseparables, ese vacío nadie lo va a llenar”

Madre e hija, emprendieron en agosto de 2019 el viaje desde Juticalpa, Honduras hasta Tampa, Estados Unidos, en busca de una mejor vida.

Tal como explica Galindo, viajaron al país del norte en automóvil, autobús, contenedores de un camión y en una balsa, en la que casi se hunden con otros inmigrantes.

Sin embargo, no lograron celebrar su primer año juntas en Norteamérica, ya que, la pequeña Astrid, murió después de cuatro días agonizando por un dolor de cabeza.

La progenitora, manifiesta que la fecha que más recuerda, es el 19 de agosto, “cuando la desconectaron en el Hospital Johns Hopkins All Children, después de sufrir un derrame cerebral”.

“Nadie se imagina eso para sus hijos”.

Por otro lado, indicó que el forense del condado de Pinellas, registró como causa de la muerte un edema pulmonar.

Y hasta el momento, el estado de Florida reporta que Astrid, es la persona más joven en morir por el nuevo coronavirus.

Lea También: Recuperados el 80% de los casos COVID-19 en el Distrito Central

Leyes para repatriación de muertos

En contraste, el presidente de la Fundación 15 de septiembre, Juan Flores, fue quien asistió a Galindo para que pudiera repatriar las cenizas de su pequeña.

Del mismo modo, Flores, señaló que los inmigrantes hondureños desconocen  las leyes que ayudan a las familias en el envío de los restos de sus parientes desde el exterior.

En mayo, entró en vigor la ley para las personas que mueran por COVID-19, los cuales, deben ser cremados.

Por otra parte, existe otro mandato para ayudar a las familias de fallecidos por otras causas sin necesidad de la cremación.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Abracemos a honduras