Internacional

Algunas reacciones de los resultados electorales en Estados Unidos

Estados Unidos
@el_pais

Los tuits principalmente del presidente Donald Trump no se hicieron esperar. Estas fueron las reacciones…

Tras ocho horas sin publicar en su cuenta de Twitter, el presidente de los Estados Unidos utilizó las redes sociales, mientras se conocía que los demócratas retomaban el control de la Cámara de Representantes y los republicanos retenían la mayoría en el Senado, para destacar la labor de su partido: “Tremendo éxito esta noche. ¡Gracias a todos!”.

También citó la opinión del escritor David Asman. “‘¿Cómo responden los demócratas a esto? Piensen en cómo su posición con los republicanos mejora a todos los candidatos que ganaron esta noche. Se dan cuenta de lo importante que es por lo que hizo al hacer campaña por ellos. Le deben su carrera política’. ¡Gracias, estoy de acuerdo!”, escribió.

Y tras solo cinco horas de descanso, volvió a aparecer en las redes para destacar que recibió muchas felicitaciones por parte de naciones aliadas. Pese al avance demócrata, volvió a calificar la jornada como una “gran victoria”.

Lea También: CON RESULTADOS ELECTORALES estadounidenses demuestran satisfacción hacia Trump

Por su parte el ex presidente Barack Obama: 

“Felicitaciones a todos los que se presentaron y participaron en nuestra democracia en cifras récord ayer. El cambio que necesitamos no vendrá solo de una elección, pero es un comienzo. Anoche, los votantes de todo el país lo comenzaron.”

La portavoz se pronunció así antes de que las principales cadenas de televisión pronosticaran que, según la proyección de las principales cadenas de televisión, los demócratas habían arrebatado a los republicanos la mayoría en la Cámara de Representantes.

Trump ha seguido los resultados desde la Casa Blanca con familiares y amigos, y Sanders subrayó que para el presidente fue un “gran momento” cuando se enteró de que el senador demócrata por Indiana Joe Donnelly había perdido contra el candidato republicano, Mike Braun.

Lea También: (VIDEO) Elecciones en EEUU: Donald Trump y el racismo que usa en su campaña

Líderes mundiales reaccionaron con cautela hoy ante los resultados de las elecciones de mitad de período en Estados Unidos, en que los republicanos retuvieron el control del Senado pero los demócratas lograron dominar la Cámara de Representantes.

Rusia

Yuri Ushakov, asesor de política exterior del presidente ruso Vladimir Putin, declaró que el resultado “era predecible” ya que es normal que el partido del presidente sufra reveses en las elecciones a mitad de su período.

Italia

Por su parte, el viceprimer ministro italiano felicitó a Trump por los resultados afirmando que refutaron “a todo argumento, a toda persona” que deseaba una resurgencia de los demócratas.

Matteo Salvini, de un partido derechista, es también ministro de interior de Italia y comparte algunas de las posturas antiinmigrantes y nacionalistas de Trump.

Alemania

El ministro de exteriores de Alemania expresó que los resultados electorales en Estados Unidos significan que ambos partidos deben cooperar en el tema de relaciones internacionales, pero no cambian la dinámica de las relaciones transatlánticas bajo la presidencia de Trump.

Por su parte, el comisionado de la Unión Europea, Pierre Moscovici, tuiteó que los demócratas lograron controlar la Cámara de Representantes “a pesar de los potentes esfuerzos republicanos por cambiar los distritos electorales”. Dijo que los resultados “son un gran éxito”.

Francia

El legislador francés Guy Teissier vaticinó que las elecciones “no cambiarán las cosas radicalmente” en cuanto a las relaciones de Estados Unidos con Europa.

Grupos empresariales europeos pronosticaron que las políticas proteccionistas estadounidenses continuarán. El líder del Partido del Pueblo Europeo, Manfred Weber, opinó que es hora de que los europeos dejen de imitar a Estados Unidos y se den cuenta de que “somos la principal potencia económica”.

 


Con Donald Trump en la presidencia y controlando el Congreso, el Partido Republicano ha disfrutado durante los últimos dos años de un poder casi total en Estados Unidos. Hasta ahora.

A partir de ahora, las iniciativas de la Casa Blanca no solo deberán superar el escrutinio del Poder Judicial, que desde 2017 ha sido el principal órgano de control sobre el Ejecutivo de Trump, sino que además se toparán con una Cámara Baja regida por una mayoría demócrata.

Aunque el Partido Republicano logró mantener el control del Senado, la pérdida de la Cámara de Representantes implica un cambio significativo que puede traer notables consecuencias.

Estados Unidos

Lea También: CON RESULTADOS ELECTORALES estadounidenses demuestran satisfacción hacia Trump

El fin de la agenda republicana unilateral

Con el control de los poderes Ejecutivo y Legislativo, el Partido Republicano tenía la capacidad de impulsar y aprobar en solitario las iniciativas legislativas que considerara pertinentes como, por ejemplo, los recortes de impuestos aprobados en diciembre de 2017.

Menos éxito tuvieron con los intentos por derogar y reemplazar la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, conocida como Obamacare, una de las promesas de los republicanos para los comicios de 2016 que no pudo materializarse por divisiones en sus propias filas.

Mayor supervisión sobre la Casa Blanca

Más allá del control sobre la agenda legislativa, el triunfo en la Cámara de Representantes le otorga al Partido Demócrata grandes facultades de supervisión sobre el ejecutivo de Donald Trump.

Con su nueva mayoría, los demócratas podrán designar a sus legisladores al frente de las comisiones parlamentarias, incluyendo -por ejemplo- del Comité de Inteligencia de la Cámara Baja, en cuyo seno -y bajo mando republicano- se desarrolló una investigación sobre la supuesta interferencia de Rusia en la campaña presidencial de 2016.

Un gobierno por decreto

Con los republicanos controlando el Senado y los demócratas la Cámara de Representantes en un ambiente político polarizado, es poco probable que el Congreso logre aprobar leyes significativas.

En estas circunstancias, es previsible que Trump acuda -como hizo en su momento Obama- al uso de órdenes ejecutivas para gobernar e imponer su visión de país, dentro del marco de discrecionalidad que le otorgan las leyes.

¿Regreso al bipartidismo?

El hecho de que el control de las cámaras del Capitolio esté dividido no tiene necesariamente que derivar en un bloqueo legislativo.

Otra opción sería que la nueva situación obligue a republicanos y demócratas a negociar y a entenderse para sacar adelante sus respectivas iniciativas.

con información de bbc

 

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Agréganos a Whatsapp