Nacionales Sucesos

Quinceañera asesinada en El Tablón habría sido esperada por sicario

Selenia Massiel Velásquez
tendencia Fiestas Patrias poder del amor Ikal

La joven Selena Massiel Velásquez, de 15 años, fue atacada a balazos en la aldea El Tablón, de Tegucigalpa, por un supuesto sicario que la estaba esperando en un callejón oscuro.

Se relata que Velásquez había salido de su casa en la localidad y se encontró con varias amigas, con quienes caminaba tranquilamente cuando, al pasar por un callejón oscuro, un desconocido apareció y atacó únicamente a la quinceañera.

Lea También: GALERÍA | Una doctora apasionada era la joven asesinada en asalto a bus en Colón

Debido a las múltiples heridas de bala graves, la joven murió en el instante y su cuerpo quedó tendido sobre esa zona apartada de la aldea.

Hasta la escena del crimen llegaron los familiares de Velásquez, completamente devastados y sin nociones de quién podría haber perpetrado el ataque ni por qué.

Lea También: GALERÍA| Elba Wood, la cariñosa joven asesinada en La Ceiba

Las autoridades, que siguen investigando el misterioso hecho, trasladaron el cuerpo hasta las oficinas de Medicina Legal y Ciencias Forenses del Ministerio Público en Tegucigalpa.


Contenido similar:


29 años de prisión para hondureño que mató a su esposa delante de sus hijos

esposa

Un ciudadano hondureño fue condenado a 29 años de cárcel al declararlo culpable del asesinato de su propia pareja sentimental frente a sus hijos.

Según el reporte judicial difundido, Carlos Humberto Alemán Zelaya asesinó de un solo disparo a su esposa el pasado 15 de noviembre de 2020.

El suceso fue perpetrado durante horas de la madrugada, cuando la dama Ingrid Lizeth Sevilla Mejía se encontraba junto a sus dos hijos en una habitación de hotel en Tela, Atlántida.

Alemán Zelaya llegó al lugar con un arma de fuego y empezó a discutir con Sevilla, cuando de pronto le infirió un certero disparo en la cabeza que acabó con su vida de manera inmediata.

Cablecolor

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

El Milagro