Nacionales Titulares

¿Quién es Luis Javier Santos, el hombre fuerte de la UFECIC?

Luis Javier Santos

Siendo fiscal de carrera sobrevivió milagrosamente a un atentado criminal donde recibió al menos seis impactos de bala

El jefe de la Unidad Fiscal Especial contra la Impunidad de la Corrupción (UFECIC), Luis Javier Santos, señaló recientemente al Congreso Nacional de frenar los casos emblemáticos de corrupción que ha encabezado esta unidad acompañada por la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la impunidad en Honduras (MACCIH).

Santos es un fiscal de carrera marcado por dos hechos relevantes: el primero fue por encabezar una huelga de hambre que duró 38 días y tuvo como principal objetivo visibilizar los actos de corrupción que se mantenían engavetados en el país.

Lea También: CSJ admite recurso a favor de Mauricio Oliva para que no sea investigado por la UFECIC

“La clase política de nuestro país quedó al descubierto y vimos que la clase religiosa y la de los dos partidos políticos (Liberal y Nacional) se unieron y coincidieron en que estos casos no se debían llevar a tribunales”, manifestó Santos en una entrevista concedida hace cinco años a Radio Progreso.

Lo intentaron asesinar

El renombrado fiscal que ha sido muy discreto con los medios de comunicación, debido a encabezar procesos de investigación sobrevivió milagrosamente a un atentado de muerte donde recibió seis impactos de bala y su carro registró unos nueve balazos.

El hecho se perpetró el 1 de septiembre de 2008 cuando él salía de su trabajo en las instalaciones del Ministerio Público en San Pedro Sula.

Lea También: Rolando Argueta responde tras polémica resolución que dejaría sin poder a la UFECIC

“Las amenazas uno las recibe a lo largo de toda la carrera como fiscal… la primera la recibí en mi primera asignación en la fiscalía de Tocoa… las amenazas más fuertes y las de muerte fueron en San Pedro Sula”, dijo cuando regresó de su exilio en España.

“Estuve fuera del país por cuatro años y tuve que salir en estado delicado de salud y realicé toda mi recuperación fuera y no gracias al Estado de Honduras, sino gracias a las organizaciones que nos apoyaron”, agregó.

En esos años en Europa se preparó más y contó que “nunca se me quitó de la mente el trabajo que se estaba haciendo contra la corrupción”.

Su atentado nunca se resolvió

“No se descubrió a los autores materiales ni a los que planearon el hecho”, sostuvo Luis Javier.

Todos los fiscales viven con cierto temor de que los investigados tomen como personal los casos en los que se trabaja, confesó.

Al ser consultado sobre cuáles son los pilares de la corrupción en Honduras, el jefe de la UFECIC manifestó a mediados de 2013 que:

“En nuestra educación no hay un interés por parte del Estado para que todos los ciudadanos practiquemos como cultura la honestidad”.

Calle 7