fiestas-patrias
Nacionales

¿Qué pasa por la mente de un ASESINO?

castgo castgo

Ante los crímenes de horror suscitados en las primeras semanas del mes de junio en Honduras, la atención se centró en el hallazgo de las cabezas de dos amigas encontradas en  Choloma Cortés

Las víctimas eran mujeres, trabajadoras de maquila y madres; les arrebataron sus sueños y a sus hijos los dejaron huérfanos.

Lea También: Vídeo: Hallan segunda cabeza humana en solar baldío de Choloma

Panorama que nos lleva a la interrogante ¿Quién es el ejecutor capaz de esta atrocidad?

Parece inaudito y hasta desnaturalizado cómo seres humanos a sangre fría queman vivas a sus víctimas, las decapitan, descuartizan o simplemente les disparan. Los especialistas aclaran el perfil de estas personas con mentes criminales:

– Estas personas tienen una carencia total del sentido de culpa y una pérdida del valor por la vida.

— Los  asesinos perciben la violencia como “algo natural”.

– También  experimentan un “desajuste emocional” , Desde la neuropsicología. Guillermina González, médica de la Clínica del Comportamiento, explica que estos individuos son entrenados para bloquear sentimientos, a fin de cumplir un objetivo más importante”.

-“Prevalece la crueldad. No hay toma de conciencia de los actos, y así no hay arrepentimiento. Se aíslan y buscan sólo la compañía de amigos o cómplices”, detalla

– Según especialistas “bloquean el aparato racional en el momento de jalar el gatillo, al decapitar, al quemar o al ahorcar a alguien. Una vez cometido el crimen, regresan de inmediato a lo racional para justificar su acción“.

– En Honduras, los que cometen estas atrocidades en generalidad son muchachos de entre 13 y 20 años, provenientes de hogares disfuncionales.

Estadísticas escalofriantes en Honduras:

De un total de 2,477 menores internados en los nueve reformatorios a nivel nacional, 157 están recluidos por homicidio calificado.

Honduras registró al menos 336 muertes violentas en enero del 2017 , reveló  el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de la nación centroamericana (OV-UNAH).

Penal de Danlí

‘Lamentablemente lo que hace que aumenten la violencia y la criminalidad son los homicidios múltiples porque hay sicarios que se encargan de matar no solo a una persona, sino a más de tres ‘, explicó la directora del OV-UNAH, Migdonia Ayestas.

De acuerdo con el informe del OV-UNAH, el departamento de Cortés contabilizó la mayor cantidad de asesinatos en el mes de enero, seguido por los territorios de Francisco Morazán, Atlántida, Yoro, Comayagua y Olancho.

Con una de las mayores tasas de homicidios de América Latina, en Honduras mueren asesinadas cada año 60 personas por cada 100 mil habitantes, mientras que el promedio mundial es inferior a nueve.

¿Qué estamos haciendo como nación?

Por citar un caso, el segundo reo asesinado en “La Tolva”, cárcel de Morocelí El Paraíso encabezó los titulares dentro y fuera de nuestro territorio, al día siguiente los familiares del reo no pudieron retirar el cadáver de la morgue porque sus padres nunca lo inscribieron en el registro nacional de las personas, viviendo como un desconocido, siendo nadie durante sus 19 años de vida. a manera de reflexión ¿Qué le deparó a este joven?

Más leido:Reo asesinado en “El Pozo II” no será entregado a sus familiares

-Psicólogos de la Dirección de Investigación Criminal aseguraron que estos jóvenes provienen de hogares violentos, donde la presencia de un familiar relacionado con la delincuencia es alta.

-La mayoría de los sicarios juveniles se crió en sitios marginales, de alta vulnerabilidad y mayor presencia de delincuentes, donde imitar ciertas figuras del entorno se convierte en una aspiración.

– En Honduuras, las organizaciones criminales buscan a menores porque las sanciones tipificadas en el Código del Niño y del Adolescente respaldan a los infractores. Si el delito es sicariato y el menor es mayor de 14 y menor de 16 se le impone una sanción de cuatro años de encierro en un reformatorio.

-Los menores reciben escasas sumas de dinero y son entrenados para matar en muchas ocasiones por sus propios familiares desde pequeños.

-La antropóloga internacional Elena Azaola dice que, para entender a la persona que comete estos crímenes, se debe comprender que se desarrollan en el contexto de una falta de gobierno y de un Estado fallido, donde no hay alternativas legales de empleo”

“No es un fenómeno de deformación individual, sino social y política que permite que los seres humanos lleguen a esos niveles”, advierte Azaola.

En el mundo:

-El especialista mexicano Fernando Valadez, precisa que hay distorsión de emociones y sentimientos, pues se supone que participar en una masacre debe provocar miedo, culpa, tristeza o aversión; no obstante, Valadez, psicoanalista y miembro del colectivo Contra la Tortura e Impunidad, asegura que las personas que participan en estos “actos de terrorismo” tienen un “entrenamiento psicológico de tipo militar”. Recuerda que el propio gobierno atribuyó estos actos a Los Zetas, una organización que, se presume, está constituida por ex militares.

-Una historia que le dio vuelta al  globo terráqueo.

fue el caso de John Jairo Velásquez, alias Popeye, sicario principal y mano derecha del narco colombiano Pablo Escobar en los años 80, había declarado en 2009: “No sé a cuántos he matado porque los que cuentan muertos son sicópatas. Con mis manos ejecuté a unas 250 personas”. Recuerde usted su frialdad.

Reacciones de Popeye

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

maseca
instituto de la propiedad
Abracemos a honduras