Economia Nacionales

Puntarenenses crean productos basados miel y papaya para exportar

Partido Partido IP poder del amor

La producción de materias primas siempre es importante para la economía de los países y sus habitantes, pero en el mercado global moderno, los productos terminados son los que mayores beneficios dan a sus productores.

A esto se le conoce como valor agregado, justo lo que es promovido en el Pacífico Central gracias al proyecto “Fortalecimiento de cadenas de valor en la región del Pacífico Central costarricense”, lo que contribuirá a la generación de oportunidades de desarrollo económico y social en la zona.

Se eligieron las cadenas de papaya y miel, basadas en un conjunto de criterios e indicadores cuantitativos y cualitativos para analizar la capacidad de transformación de estos productos primarios, los cuales pueden ser transformados en productos terminados con gran atractivo en el mercado.

Esta iniciativa responde a la estrategia de articulación productiva que se ha programado en Costa Rica y que hoy incluso cuenta con un respaldo a nivel de los países del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA); esto con el propósito de acompañar a las unidades productivas en la generación de valor agregado, incorporación de innovación y desarrollo de negocios para facilitar el acceso a mercados. Este proceso implica un cambio de paradigma orientado por los potenciales de la demanda, transformación productiva y verdadera articulación interinstitucional e intersectorial; además es la primera cadena de valor que supera el plano de la investigación para llegar a la implementación con resultados que pronto estarán en el  mercado”, expresó Geannina Dinarte, ministra de Economía.

Para identificar estas cadenas de valor, se desarrolló en el 2016 y 2017 el programa de Casa Presidencial: Alcanzando Escala, gracias a un convenio de cooperación entre el Ministerio de Economía industria y Comercio (MEIC), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (Cepal) y el aporte financiero de la Fundación CR-USA (con fondos del BID-Fomin).

“El éxito del desarrollo del programa radicó en la entusiasta participación de la  interinstitucional de la Red de Apoyo a la Pyme Regional y las capacidades  de hacer ciencia y desarrollar productos innovadores y de mayor valor que tiene Costa Rica. Los resultados de este programa tiene beneficios en varios niveles: por un lado se beneficiaron las mipymes que activamente participaron en el proyecto y mostraron sus capacidades innovadoras, por otro lado se benefició el sector público costarricense que fortaleció sus capacidades de incidir en las cadenas productivas nacionales, y también se benefició el sistema de innovación el cual mostró capacidades de interrelación entre el Estado, la academia y el sector privado”, dijo Jorge Mario Martínez, jefe de la Unidad de Comercio Internacional de la Cepal.

Los centros de investigación y los productores han identificado además otros productos, mascarillas, ceras, humectantes, suplementos alimenticios, etc. con gran potencial de mercado y que se desarrollarán en un futuro cercano. Los empresarios se encuentran en proceso de registro de sus productos ante las entidades respectivas para su lanzamiento al mercado nacional.

“La Fundación CR-USA participa de esta actividad con gran satisfacción por el trabajo realizado por nuestros socios ejecutores. La metodología desarrollada e implementada por Cepal, con todo el proceso de formación de capacidades a lo interno del MEIC, han permitido la generación de insumos que serán claves para el fortalecimiento de cadenas de valor con alto potencial de encadenamientos para Pymes. En el caso particular, las cadenas de valor que fueron beneficiadas en el Pacífico Central son de productores de miel y papaya, hoy vemos en estas mayores niveles de innovación y valor agregado que les hará más competitivos en el mercado nacional y con mayor potencial de vinculación a mercados internacionales.”, destacó Marisela Bonilla, directora de Proyectos de CR-USA.

El desarrollo de la iniciativa contó con el apoyo de facilitadores, coordinadores y ejecutores de acciones, del MEIC, el Centro Nacional de Ciencia y Tecnología de Alimentos (CITA), el Centro de Investigación en Productos Naturales (Ciprona), Proinnova-UCR, el Instituto de Investigaciones Farmacéuticas (Inifar), Procomer y la Cepal.

Estos productos se distribuyen ahora por toda Costa Rica, pero la iniciativa plantea que puedan ser exportados en un futuro, lo que ampliaría el mercado costarricense en el mundo y daría aún más oportunidades para los productores locales.

Con el cierre de esta iniciativa queda establecido en el país una metodología y plataforma interinstitucional para la transferencia de técnicas y la implementación de nuevos programas que fomenten el desarrollo de nuevos productos con valor agregado.

Cablecolor Cablecolor
El Milagro