fiestas-patrias
Deporte Nacional Nacionales

Presidente de Liga Nacional tendría las horas contadas tras exigencias de siete equipos

Liga Nacional

Se tambalea Wilfredo Guzmán en su puesto como presidente de la Liga Nacional, luego de que siete equipos le dieran 48 horas para interponer su renuncia de forma irrevocable.

Según informaron los directivos del Marathón, Vida, Motagua, Real de Minas, Platense, Honduras Progreso y Real Sociedad, el titular de la Liga Nacional es alguien autoritario que no merece el puesto.

En ese aspecto, el presidente del Vida, Roberto Dip contó que lo que terminó de sepultar la relación de Guzmán con estos clubes fue la reunión que sostuvo con el presidente, Juan Orlando Hernández y el líder de la FENAFUTH, Jorge Salomón.

Lea También: A SUS 86 AÑOS | Kinesiólogo del Motagua vence al COVID-19

Según manifestó Dip, Guzmán quiso todo el protagonismo y no tomó en cuenta la palabra de los siete equipos, ya que piensa que “con el apoyo de Olimpia y España le basta para hacer su trabajo”.

Ante esta situación, consideran que a él le falta visión, por lo que es un obstáculo para continuar en busca del progreso.

Cabe mencionar que, en caso de que Guzmán al final “tome conciencia” y decida dimitir, será Lin Zelaya, quien tomaría su lugar de forma interina.

Lea También: FIFA aprueba un plan de apoyo a las federaciones para palear embate del Covid-19

Por su lado, el dirigente del España, Elías Burbara pidió a los siete equipos que dejen de “armar berrinches”.

“Ellos firmaron una carta donde piden la renuncia de Guzmán, ya que quieren que Liga Nacional les resuelva los problemas de endeudamiento cuando hicieron contrataciones. No van a lograr sacarlo”, sentenció.

Lea También: CONCACAF anuncia nuevo formato de eliminatorias y Honduras verá acción hasta en junio del 2021

De la misma manera, reiteró su posición de no aceptar la ayuda del Gobierno para la vuelta al fútbol, ya que consideran lo más importante es la salud y la población.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Abracemos a honduras