Nacionales Politica

¿Podrá la oposición unida contra la reelección?

Pulso entre Alianza Opositora y la reelección de Juan Orlando con la importancia de los liberales en escena, política en Honduras

Las posibilidades de triunfo de la Alianza Opositora contra la aparente reelección de Juan Orlando Hernández serían seguras si contarán con el voto de un sector de los liberales, según cifras establecidas en base a las últimas votaciones en Honduras.

Es inobjetable la postura mostrada el domingo 15 de enero en donde los líderes de la oposición política en el país revelaron una decantada convicción de derrotar la reelección del actual mandatario, al declarar que realizarán una candidatura única en las generales de noviembre.

Nos referimos a las corrientes políticas concentradas en la llamada Alianza Opositora, conformada por los partidos Libertad y Refundación (LIBRE), el Partido Anticorrupción (PAC), el Partido Innovación y Unidad (PINU), una corriente del Partido Nacional que son los seguidores de Eva Fernández, excandidata a la presidencia por los nacionalistas y los seguidores del liberal Guillermo Escobar Montalván.

Todas estas fuerzas, sin contar los militantes que arrastren Fernández y Escobar, sumarían 1.308.876. Y vencerían a Hernández que únicamente sacaría un total de 1.145.781.

ALIANZA OPOSITORA

Pero un punto que restaría al nuevo fenómeno, Alianza Opositora, sería los ruidos de división al interior del PAC, fuerza de importante caudal de votos de la oposición organizada conseguida y también el punto de vista de cuánto puede durar el matrimonio de los partidos que convergieron.

Lo anterior cobra peso cuando la segunda voz del PAC, Virgilio Padilla, quien actualmente es diputado del Congreso Nacional de la mencionada entidad política, expresó tras la oficialización de la Alianza Opositora:

…este partido (LIBRE) se ha mostrado destructor de la propiedad privada, apela al Chavismo y socialismo…nuestro partido (PAC) es respetuoso a la propiedad privada y no cree en la refundación del país”…, dijo Padilla en alusión a la Alianza Opositora.

padilla 2

Sin embargo, Padilla tildó de positiva a la Alianza, viéndola desde la perspectiva de que juntos superan a los nacionalistas y concluyó felicitando la acción de LIBRE. Las declaraciones de Padilla crean, sin lugar a duda, ambigüedad o más bien incertidumbre en el sector opositor, acerca de la posición de su partido ante la eventualidad de aquí a noviembre próximo.

¿Juan Orlando Hernández en la actualidad tendría una posible ventaja?

juan orlando1

El actual presidente y líder del Partido Nacional, no ha encontrado problema alguno en su propósito de reelegirse y para seguir en la silla presidencial el oriundo de Gracias, Lempira, cuenta con el voto de los nacionalistas y la unión de los partidos minoritarios.

Las corrientes minoritarias mencionadas son: Frente Amplio Político en Resistencia (FAPER), la Unificación Democrática (UD), la Democracia Cristiana (DC), el Partido VAMOS que dirige Augusto Cruz Ascencio y la Alianza Patriótica Hondureña (ALIANZA), que posiblemente se una a las filas de Hernández.

partidosccccccc

Con el beneplácito de estas débiles corrientes, Hernández se agenciaría la suma de 1.145.781, cantidad que no le ajustaría para seguir en la presidencia de la República, sería superado por 163.095 votos.

Sin embargo, una encuestadora realizó entre el 5 y 12 de enero de este 2017, un estudio adelantándose al escenario de una oposición organizada contra la candidatura de Hernández y ponen al mandatario como ganador con un porcentaje de 36% de votos agenciados a su favor y solo un 31% de una oposición organizada (LIBRE, PAC y PINU)

Empero, el presidenciable Hernández vería siempre un panorama oscuro si el liberalismo le da la espalda, pues según la encuesta, el Partido Liberal ostenta el 15% del electorado en las próximas elecciones de noviembre y un giro de esa organización política (PL) le podría asestar una derrota contundente al actual presidenciable o le podría entregar la victoria.

¿Y el Partido Liberal?

luis zelaya pl

No obstante, por esa razón los estadistas afirman que el triunfo de la Alianza Opositora no es para nada seguro, si se toma en cuenta la tracción que significan los votos del Partido Liberal que sumó en las pasadas elecciones un total de 623.407, traducido a porcentaje significa un 20.28%.

Con toda esa cantidad de votos en la duela política, los mismos determinarían el rumbo que tomaría el país, pues al aliarse liberales y “cachurecos” estos sumarían un total de 1.754.000 votos, y se impondrían por un total de 445.124 por sobre la Alianza Opositora.

Que el Partido Liberal firme la unión con Juan Orlando es tema de opinión, también de decisión de cúpulas, pero al final resultaría en la decisión de las bases liberales que decidirán en noviembre próximo.

Lo comprobado es que las corrientes más fuertes del partido rojo, blanco y rojo, no se han pronunciado en lo correspondiente a las alianzas.

Sí lo han hecho los movimientos más débiles como el de Enrique “Kike” Ortez Sequeira de la corriente liberal denominada Movimiento Unámonos, que ha mencionado que de ganar se unirían a la oposición.

kike ortez

DATOS:

La única fuerza política que falta en definirse, es como lo mencionamos, el Partido Liberal, los liberales podrían catapultar o enterrar las posibilidades de una reelección o de un triunfo opositor.

Para las elecciones del 2013, Honduras contaba con más de ocho millones de habitantes, específicamente 8.296.693, de los cuales más de cinco millones (5.355.112) estaban aptos para ejercer el sufragio, sin embargo, en el anterior proceso eleccionario solo votaron unos tres millones de electores (3.275.346).

Cabe señalar que las próximas elecciones tendrán un elemento nuevo a las anteriores, aparte de la unión de partidos, nos referimos a los 400.000 nuevos votantes que también volcarían el destino político de Honduras dependiendo para qué lado halan.

EN LAS ELECCIONES GENERALES DE 2013:

Partido Nacional: 1.131.516 (36.80%)

LIBRE: 885.000, (28.79%)

Partido Liberal: 623.407; (20.28%)

PAC: 415.860 (13.43%)

Alianza Patriótica: 6.106; (0.20%)

Democracia Cristiana: 5.099; (0.17%)

PINU: 4.443; (0.14%)

FAPER: 3.060; (0.10%)

CONCLUSIÓN:

Nos esperan unas férreas elecciones en un panorama gris y netamente polarizado, si se basa en cuanto a las estadísticas, ruidos y movimientos que puede acontecer, por una parte, un Partido Liberal que puede catapultar a uno, entre dos candidatos que se disputen el poder del país, claro, si éste (PL) consigue mover a sus bases.

elecciones

Otro elemento a tomar en cuenta, será el tiempo de duración del casamiento de LIBRE, PAC, PINU, (Alianza Opositora) entre otros seguidores, o en todo caso la consolidación de la misma, que decantaría en posibilidades de triunfo ante el oficialismo.

Ante esto el panorama sombrío que se avecina despierta las alarmas y vaticina lo encarnizado de las elecciones de noviembre que pueden no tener precedentes en la historia del país centroamericano.

Algo a señalar es que en el inconsciente de toda la población, al estudiar estos datos y al analizar las alianzas, sacan su virtual ganador, no solo en la población, sino en el imaginario de los medios de comunicación, nacionales e internacionales, que darían como vencedor a uno y como perdedor a otro.

Lo anterior podría generar graves consecuencias, problemas, protestas y desestabilización del país por los resultados oficiales que ofrezca un Tribunal Supremo Electoral, y que uno de los dos sectores desconozca los resultados finales de la contienda.

tribunalse

 

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Agréganos a Whatsapp