Reportajes Sucesos Titulares

Planeó una cita romántica con su esposa para que el primo la matara tras pagarle 10 mil lempiras

La hija del E. jetstereo UCP Ficohsa Partido

La esposa se alistó para salir a comer con su “amado”, como probablemente ya hace días no lo hacían, iba tan emocionada que hasta le contó a una amiga que su esposo la había invitado a comer; sin imaginar que todo sería una trampa.

La tarde del 11 de agosto de 2017, Mirna Aracely Larios Aguilera, una madre y esposa ejemplar, fue asesinada, y nunca se le habría cruzado por la mente, que, “su amado”, como le decía, quería asesinarla.

Lea También: COMO EN LUCHA LIBRE | Ayudantes de autobús se van a las TROMPADAS en comedor de Choloma

Los hechos ocurrieron en la 3 avenida, 2 y 3 calle del barrio El Centro de San Pedro Sula, cuando Humberto Cárcamo Flores, recogió a su esposa, y mientras caminaban para llegar al restaurante donde se suponía pasarían un rato agradable, apareció Adonís Flores y sin ningún titubeó le disparó en la cabeza.

A casi dos años y medio del terrible asesinato, gracias a los videos captados por cámaras de Sistema de Emergencia de 911 y declaraciones de varios testigos, la Fiscalía de Delitos Contra la Vida comprobó que el actor intelectual del crimen fue su esposo, y el encargado de ejecutarlo fue su primo.

Los videos fueron pieza clave; las imágenes mostraron que ambos habían llegado al restaurante tiempo antes del asesinato, después, se visualiza la terrible escena en que la dama pierde la vida producto de los impactos de bala.

Tras el asesinato, Humberto Cárcamo Flores en la posición de un “dolido” esposo llegó a la Policía Nacional para indagar sobre los avances de la investigación de crimen contra su mujer, pero nada salió como lo planeó.

Lea También: GALERÍA: Desmantelan narcolaboratorio en residencial Tres Caminos

Las autoridades ya habían identificado a su primo a través de los videos, y al ser enfrentado por las autoridades, confesó que le pagó un total de 10 mil lempiras para acabar con ella, porque supuestamente, le era infiel.

Tras la investigación, tanto Cárcamo como Flores, fueron declarados culpables y enfrentaran una condena de entre 20 y 40 años de cárcel.

Mirna Aracely Larios Aguilera, fue una de las 388 mujeres que perdieron la vida de forma violenta durante 2017, que según las cifras del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (OV-UNAH), fue representado en una tasa de 8.6 por cada cien mil hondureñas.

IP CC IK poder del amor