Internacional Nacionales

EMOTIVO VIDEO| Pastor Dante Gebel le cambia la vida a un abuelito hondureño al renovarle por completo su hogar

Cablecolor

El reconocido pastor, Dante Gebel, continúa mostrando su apoyo hacia los hondureños; en esta ocasión, ayudó a un abuelito a cambiarle su vida.

El noble gesto es para el señor Hipólito Bonilla, de 85 años de edad, quien vive en una humilde vivienda entre las cordilleras de Tegucigalpa.

Lea también: Buque ‘Gracias a Dios’ traerá ayuda humanitaria desde EEUU

A través de sus redes sociales, el conferencista, Dante Gebel, compartió un video sobre la historia del señor, en donde se puede observar la extrema pobreza en que vive.

Por ello, Gebel, por medio de la fundación no gubernamental “Árboles de Justicia” le organizaron una sorpresa que alegraría al señor.

En el clip, el director de dicha fundación, Noe Banegas, relata que don Hipólito vive solo, tras ser abandonado por sus 10 hijos, y su única compañía es una sobrina que lo visita cada cuatro días.

Lea también: España será interlocutor de Honduras ante UE para reconstrucción tras paso de tormentas

Además, comentan que Don Hipólito arriesgaba su vida diariamente para ir hasta el baño, debido a que quedaba en una pendiente peligrosa, corriendo aún más el riesgo en la noche porque no contaba con energía eléctrica.

La ayuda comenzó

Por eso, los voluntarios de la organización empezaron a construirle un baño nuevo para evitar que el señor tuviese que estar bajando y así poner en riesgo su vida.

Asimismo, le obsequiaron una refrigeradora, muebles, le instalaron energía eléctrica y le surtieron una despensa de alimentos.

Pero eso no fue todo, los voluntarios llevaron al señor para realizarle un cambio de look; le compraron ropa nueva, lentes y hasta un corte de cabello que lo dejó elegante.

Tras recibir la ayuda, don Hipólito expresó que siempre le pedía a Dios que lo bendijera por la situación en que vivía y entre lagrimas dijo que está agradecido porque escuchó sus peticiones

Vea aquí la historia

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

El Milagro
Abracemos a honduras