Nacionales

El panorama de México tras catastrófico terremoto

El país mexicano sigue bajo los escombros tras el terremoto más importante en los últimos 30 años. Se han contabilizado al menos 250 personas fallecidas y se decretó luto de tres días.

Primero, México vivió un sismo de 6.8 grados, seguido por el terremoto de 7.1 con epicentro en el estado de Morelos, causando la destrucción en gran parte del país, incluyendo 44 edificios declarados como pérdida total. La Ciudad de México y Puebla son las zonas más afectadas por la catástrofe.

Según datos del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, la cifra de muerte se distribuye de la siguiente manera:

  • 115 en Ciudad de México
  • 43 en el estado de Puebla
  • 73 en Morelos
  • 13 en Edomex
  • 5 en Guerrero
  • 1  en Oaxaca

Parte de los fallecidos son 32 niños sepultados por el derrumbe de una escuela en la capital del país. Las autoridades anunciaron que la cantidad de personas sin vida seguirá creciendo conforme se recojan los escombros de las decenas de edificios caídos.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) decretó la suspensión de clases en 10 diferentes estados para evitar alguna otra tragedia por la caída de infraestructuras o daños en las mismas.

Tras los acontecimientos, Enrique Peña Nieto, presidente de México, manifestó sus condolencias y declaró que los equipos de auxilio trabajan para ubicar y rescatar a las personas que se reportan como extraviadas en Puebla y en Ciudad de México.

También informó que las autoridades buscaron restablecer los servicios lo más pronto posible para que los rescates se facilitaran, por lo que el 95% de la población afectada –más de cinco millones de mexicanos- ya cuenta con electricidad.

Economía en crisis

El Grupo Bursátil Mexicano (GBM) y Capital Economics explicó en CNN que la capital azteca y Puebla -zonas altamente afectadas por el terremoto- representan más del 25% del Producto Interno Bruto (PIB) total de México. Ambos estados son centros de alta actividad económica.

Además, el sector monetario de la ciudad de Morelos aporta el 1,1% del PIB nacional, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Todo esto significa que las repercusiones económicas serán mucho más significativas que las de hace 32 años, en el terremoto de 1985.

En ese momento, las entidades sacudidas fueron Oaxaca y Chiapas, que representan menos del 10% del PIB nacional.

Terremotos catastróficos cada 32 años

Dos horas antes del terremoto se realizó un simulacro en conmemoración del aniversario de otra catástrofe sísmica que vivió el país azteca el 19 de setiembre de 1985. Este acontecimiento tuvo una magnitud de 8.1 y, según datos oficiales del gobierno mexicano, cobró 3.692 vidas humanas.

En esta ocasión, la tecnología fue el gran aliado de las brigadas de rescate. En redes sociales solicitaron a los vecinos de las zonas afectadas quitar la clave de WiFi para que las personas bajo los escombros pudiera conectarse y comunicar su ubicación.

Además, Twitter, Facebook, y otras plataformas, fueron testigo del mundo manifestando su solidaridad ante la situación  El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no se quedó atrás luego de poner en Twitter: “Dios bendiga al pueblo de la Ciudad de México. Estamos con ustedes y estaremos allí para ustedes”.

Sumado a esto, el presidente de la compañía Facebook, Mark Zuckerberg, anunció en horas de la mañana que donaron $1 millón  a la Cruz Roja mexicana para colaborar con las búsquedas de rescate. El Vaticano también tomó cartas en el asunto y destinó $150 mil a la misma entidad.

¿Cómo ayudar?

La ayuda no se ha hecho esperar y se han destinado varias páginas web para donar dinero desde el extranjero. Por ejemplo, si ingresa aquí encontrará cómo colaborar económicamente.

Así mismo, específicamente en México, existen páginas como sismomex.com y comoayudar.mx donde canalizan las diferentes ayudas y donaciones.

Otros sismos se han presentado a los largo del planeta a tan solo horas después de la catástrofe en México. Ayer, los habitantes de Perú sintieron un temblor de 5,3 grados y hoy, dos sismos -ambos de 6.1- crearon pánico en Nueva Zelanda y las costas de Fukushima, en Japón.

 

Etiquetas

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Agréganos a Whatsapp