coronavirus
Internacional Titulares

(FOTOS) Pandilleros dejan el crimen para unirse a la religión

Pandilleros dejan el crimen para unirse a la religión
coronavirus

La historia de pandilleros que pasaron de las calles a ser seguidores de la palabra de Dios.

Después de pertenecer a grupos de violencia, ahora muchos de ellos pertenecen a una religión como una forma alternativa para salir del mundo del crimen.

Pandilleros dejan el crimen para unirse a la religión

El director de la iglesia evangélica “Torre Fuerte”, Manuel Rivera,  de San Salvador. Rivera fue un pandillero de barrio, pero ahora dedica su vida a dar un mensaje de salvación a decenas de hombres que están en prisión.

“Dios los rescató de la violencia. Volver a la vida de pandilla significaría la muerte. Al pertenecer a una religión pueden abandonar sus pandillas, pero necesitan mostrar verdadera devoción”, dijo Manuel Rivera.

El pastor declaro que Dios se le apareció y le profetizó que tendría su propio rebaño, esto lo impulsó a convertirse en un líder de su iglesia. Manuel Rivera ahora está a mitad de una condena de ocho años por asociación criminal. 

“Solíamos decir que la pandilla era nuestra familia, pero Dios nos quitó la venda de los ojos”, asegura Rivera.

Para Rivera su transformación llegó tras las rejas, cuando se refugió en la oración, luego de muchos años de persecución de las autoridades y de sus enemigos, y de no poder ver a su hijo.

Pandilleros dejan el crimen para unirse a la religión

Ahora varios pandilleros participan en un servicio religioso en la prisión de San Francisco Gotera. Incluso, ex pandilleros, ahora miembros de la iglesia Torre Fuerte, trabajan dentro de una celda de cuarentena.

El gobierno del presidente Salvador Sánchez, buscará usar la prisión como un modelo de rehabilitación religiosa.

Lea También:  Hoy inicia la audiencia contra 17 integrantes de la Mara Salvatrucha

Testimonios de pandilleros

Rodolfo de Jesús Cornejo

Pandilleros dejan el crimen para unirse a la religión

“La gente en el exterior no confía demasiado en nosotros, creen que no podemos cambiar, pero sí, podemos demostrarlo” aseguró. Cornejo, de 34 años, comenzó a orar y cultivar pepinos cuando ingresó a la prisión con una sentencia de 12 años por llevar armas de fuego. Buscaba abandonar la dura vida que lo separó de sus hijos.

 Michael Douglas Hernández 

Pandilleros dejan el crimen para unirse a la religión

“Soy el bibliotecario en la iglesia y mi trabajo es darles tiempo de lectura a mis hermanos. Me hice cristiano hace dos años porque Dios tocó mi corazón”, asegura Hernández.

Oscar Alirio Montaño Amaya

Pandilleros dejan el crimen para unirse a la religión

“Dios me habló en sueños para convertirme. Lo intentó dos veces pero seguí volviendo a la vida de los mafiosos. El llamado definitivo llegó cuando estaba descansando en una hamaca y podía escuchar a los cristianos cantando himnos. De repente comencé a llorar y caí de rodillas. Me quité mis pendientes como una señal de que había dejado la pandilla “, aseguró Amaya.

Óscar Benavides, director de la cárcel de San Francisco Gotera, declaró años atrás el recinto era en su totalidad el hogar de pandilleros. Ahora aproximadamente 1,500 reclusos quieren salir de la violencia a través de la religión.

Pandilleros dejan el crimen para unirse a la religión

“Muestran al país que es posible rehabilitar a los de la Mara Salvatrucha y otras pandillas”, aseguró el ministro de Seguridad de El Salvador Mauricio Ramírez.

Según estudios, el 50.6 % de los encuestados cree que la única manera de abandonar las maras es por medio de Dios. El 97.1% opinó que la religión puede ser un arma más efectiva que el trabajo o la educación para lograr la rehabilitación.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Abracemos a honduras
Animales y su significado
coronavirus