Nacionales Titulares

Omar Rivera: “voy a seguir poniendo el dedo sobre la llaga denunciando la corrupción”

tendencia Fiestas Patrias poder del amor Ikal

Rivera se despide este 20 de enero junto a los demás miembros de la Comisión Depuradora de la Policía Nacional y espera que “todo el esfuerzo no sea echado a la basura”.

Los miembros de la Comisión Especial para la Depuración y Transformación de la Policía Nacional culminarán su gestión el próximo 20 de enero tras veintiún meses de labores que -aseguran- “impulsaron una reingeniería” de la institución policial.

Lea También: A la Comisión Depuradora policial solo le quedan 3 semanas

La próxima semana sus integrantes ya no tendrán sobre sus espaldas la responsabilidad de velar por el comportamiento y gestión de cerca de 17.000 uniformados miembros de la Policía Nacional.

Omar Rivera, uno de los integrantes de la comisión depuradora, relata cómo fueron estos dos años de trabajo.

“Me tocaba duro pues de 8:00 de la mañana a 2:00 de la tarde trabajaba en la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), y desde la tarde hasta cerca de las 7: 00 de la noche me dedicaba a atender los asuntos de la Depuradora”, contó.

 logros de la Comisión Depuradora de la PolicíaLogros

Entre los logros de la Comisión, Rivera destaca la depuración de 2,500 policías y la aprobación de la nueva Ley Orgánica de la Policía Nacional y la Ley de la Carrera Policial.

Además, señala como relevante la evaluación de la totalidad de los oficiales, agentes y personal auxiliar de los diferentes organismos policiales y la cancelación de miles de policías que no eran idóneos para continuar en el servicio.

Para el funcionario lo más importante del trabajo de la Comisión Especial fue dejar vigente una filosofía de que “quien la hace la paga” en la Policía Nacional.

“Ya aquella época en la que la tolerancia distinguía la actuación de las autoridades frente a quien transgredía la ley y cometía violaciones al régimen disciplinario, quedó en el pasado; ahora quien se aparta del camino correcto y lícito es investigado, sometido al debido proceso y castigado”, aseveró.

El depurador reflexionó que “no sería justo que todo este esfuerzo fuese echado a la basura; debe procurarse preservar y darle continuidad a todo lo bueno que se hizo en estos dos últimos años, y esa tarea ahora recae en la recién nombrada cúpula policial y el ministro que elija el presidente”.

“Se sembró la semilla, ahora queda cuidar el arbolito”, añadió Rivera.

Lo que viene

Sobre el futuro, Omar Rivera, dijo tenerlo claro: “voy a seguir haciendo auditoría social e incidencia política desde la sociedad civil en temas relacionados a seguridad y justicia, tal cual lo he venido realizando en la última década”.

Exteriorizó que su gestión continuará ahora desde afuera, pero más cerca que nunca vigilante del cuerpo armado.

“Voy a seguir colocando el dedo sobre la llaga denunciando la corrupción, proponiendo soluciones a los problemas y respaldando las buenas iniciativas que planteen implementar”, reveló.

Finalmente, sobre las amenazas a muertes recibidas durante el desempeño de sus funciones en este cargo, expresó que Dios va a protegerlo, “así que si algún depurado tiene planes de hacerme daño, no solamente se enfrentará a mí, también lo hará con el Señor”, puntualizó.

Lea También: ¡Zapatero a tus zapatos! Comisión depuradora parece no aceptar “consejos” de la MACCIH

Nombramiento

La Comisión Especial fue nombrada el 12 de abril de 2016 por el presidente Juan Orlando Hernández, al amparo de un decreto de emergencia aprobado por unanimidad por las bancadas representadas en el Congreso Nacional.

logros de la Comisión Depuradora de la Policía

Además de Omar Rivera, esta comisión la integran: Vilma Morales, expresidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ); Alberto Solórzano, presidente de la Confraternidad Evangélica de Honduras (CEH) y Julián Pacheco Tinoco, Secretario de Estado en el Despacho de Seguridad, quien la preside.

Del mismo modo, se integró como asesores de los depuradores a Carlos Hernández, representante de Transparencia Internacional (TI) en Honduras; German Leitzelar Vidaurreta, exsecretario de Estado en los Despachos de Trabajo y Seguridad Social; y al pastor Jorge Machado, que tuvo que solicitar asilo político en los Estados Unidos luego de ser víctima de un atentado junto a su familia y sus escoltas.

Cablecolor

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

El Milagro