Internacional

Murió Dick Gregory “Un general de cinco estrellas en la guerra por los derechos humanos” (VÍDEO)

diunsa bancoazteca elcarteldelossapos

Dick Gregory también conocido como el cómico que ridiculizó el racismo en Estados Unidos falleció a los 84 años.

Dick Gregory falleció a los 84 años de un paro cardíaco el sábado en Washington, el éxito como humorista le llegó en 1961 tras deslumbrar en Chicago al público blanco del Playboy Club de Hugh Hefner. Ese año recibió las llaves de su ciudad, St. Louis (Misuri), donde sin embargo un hotel le denegó la entrada. “Me dieron las llaves de la ciudad y después cambiaron todas las cerraduras”, bromeó. Arrancaba la década de los derechos civiles.

Al principio, Gregory, nacido en una familia muy pobre de madre sola con seis hijos durante la Gran Depresión de los años treinta, no creía que su ingenio cómico pudiera ser una herramienta de cambio. “El humor puede ser tan útil para solucionar los problemas raciales como para curar el cáncer”- Dick Gregory

Lea También: [Vídeo] Fallece el legendario actor y comediante Jerry lewis

La familia aprecia las grandes muestras de apoyo y amor y pide respetuosamente privacidad durante este tiempo tan difícil», agrega la noticia. Numerosos artistas, activistas y otras personalidades del país reconocieron la labor de Gregory y lamentaron su muerte.

“Nos enseñó a reír. Nos enseñó a luchar. Nos enseñó a vivir», dijo hoy el famoso reverendo Jesse Jackson en su cuenta de la red social Twitter. “Dick Gregory estaba comprometido con la justcicia. Ya lo extraño agrego.

“Dick Gregory, un contador de verdades, un cómico que te hacía caer de la risa”.

Con los años su figura fue perdiendo brillo. Gregory se afincó en los márgenes, respetado por sus principios y su talento pero más bien ignorado por su deriva política con inclinación hacia las teorías de la conspiración. Desde los asesinatos de John F. Kennedy y Martin Luther King hasta el 11-S pasando por la epidemia del crack, Gregory veía la mano negra de los poderosos que controlaban el sistema.

En paralelo, se interesó tanto por la nutrición saludable que comercializó fugazmente un producto dietético. En 1999 superó una leucemia para la que prefirió sus remedios botánicos a la quimioterapia.

Tuvo una casa con finca de 1.600 metros cuadrados y la perdió. Tuvo once hijos a los que no se entregó porque dio prioridad a la militancia política.

En unos Estados Unidos donde resurge estos días la controversia racial, la muerte de Gregory, de fama diluida hace mucho, ha recibido una cobertura notable pese a haber coincidido con la del cómico blanco Jerry Lewis, celebérrimo hasta el último día.

“Cuando empecé, un cómico negro no podía trabajar en un club nocturno blanco, se podía cantar, se podía bailar, pero no se podía hacer comedia y hablar; entonces el sistema sabría lo brillante que eran los negros”, recordó Gregory en una entrevista de 2016.

Recordando a Dick Gregory

En el mundo de Dick Gregory, cuando Jackson era un niño, una vez el cómico paró a comer en un restaurante del Sur profundo de América y la camarera le dijo: “Aquí no servimos a personas de color”. Él respondió: “Está bien, yo no como personas de color. Basta con que me traiga un pollo frito”.

El fundador de Playboy, Hugh Hefner, había visto a Gregory actuando para una audiencia negra, y le pagó 50 dólares por esa actuación, una gran cantidad para él en aquel entonces.

Autor de varios libros, entre ellos «Asesinato en Memphis: el FBI y el asesinato de Martin Luther King», sobre la muerte del reverendo y activista negro, también participó en varias películas.

CC IK

Acerca del Autor

Andrea Velasquez

Andrea Velasquez

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario