fiestas-patrias[srs_total_visitors]
Internacional

Mujer embarazada de su hermano quiere casarse con él

castgo

Los hermanos Ana y Daniel Parra, hicieron pública su relación en un programa de televisión en España; ahora esperan su primer hijo.

La pareja de hermanos espera un hijo.

Ana tenía sólo cinco meses de edad cuando su padre abandonó a su familia para empezar una nueva relación, en la que tres años después, nació Daniel.

Fue hasta su adolescencia que Ana se enteró que su padre había tenido otro hijo y decidió buscar a su hermano en las redes sociales. El azar o el destino les hizo encontrarse en Facebook y después de conocerse en persona, entablaron una relación muy cercana.

En aquel momento, Ana acababa de terminar con su pareja y se fue a vivir sola a un apartamento en Granollers, Barcelona. Su hermano Daniel se mudó con ella. Conviviendo en la misma casa ambos se dieron cuenta que su conexión iba mucho más allá.

Una noche, salimos de fiesta y la besé en medio de la discoteca. Ana se quedó en shock, pero confesamos nuestros sentimientos y decidimos tirar para adelante”, contó Daniel en una entrevista a la cadena Univisión.

Anduvieron dos años a escondidas hasta que se animaron a contarlo a su familia y eligieron un popular programa español para hacerlo público.

Ella tiene 28 años y trabaja en una tienda de decoración. Daniel, de 25 años, es encargado en un supermercado. Esta atípica pareja, comparte apellido, apartamento, sentimientos, perro y en trece semanas también serán padres.

Ana y Daniel junto a su padre. La mujer confiesa que al principio su madre no aceptaba su relación, sin embargo, ahora su familia los apoyan.

Quieren casarse

Los hermanos Parra desean casarse, sin embargo, el Código Civil de España prohíbe el matrimonio ente parientes directos, pese a que el incesto no es delito desde 1978.

Otro de las barreras a los que se enfrenta la pareja es que, en la partida de nacimiento del bebé, Daniel tampoco podrá figurar como padre. A ojos de la ley española, figuraría como su tío.

Está previsto en el Código Civil que cuando los padres son consanguíneos, sólo se puede inscribir a la madre y no al padre, salvo que haya autorización judicial con intervención del fiscal”, afirma Luis Zarraluqui, presidente de honor de la Asociación Española de Abogados de Familia.

El padre tiene que alegar que es en beneficio del menor. No creo que un juez deje al crío en una situación anómala”, afirmó.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Abracemos a honduras
Pepsi