Sucesos

Otro líder tolupán cae asesinado en Honduras

elbus cocacola diunsa

El líder tolupán José de los Santos Sevilla fue ultimado a balazos hoy en la Montaña de la Flor

La mañana de este viernes desconocidos acabaron con la vida de un líder de la etnia tolupán en la Montaña de la Flor ubicada en el departamento de Francisco Morazán, informaron medios locales.

El occiso respondía al nombre de José de los Santos Sevilla, de quien, según la información era líder de la tribu que radica en ese lugar.

Sevilla era también maestro. Se conoció que sus restos fueron trasladados a la morgue de la capital Tegucigalpa.

Asesinatos de tolupanes en Honduras

Tres indígenas tolupanes que radican en Locoma, Yoro, fueron acribillados el pasado 25 de agosto el año 2013, las víctimas fueron reconocidas con los nombres de María Enriqueta Matute, Armando Fúnez Medina y  Ricardo Soto Fúnez.

La causa de su asesinato se debió a que las víctimas defendían su territorio de la explotación minera y la tala del bosque en la zona de Locomapa.

En julio del 2015 se informó también del asesinato de un indígena tolupán identificado como Santos González quien fue ultimado con arma de fuego siempre en el departamento de Yoro.

Lo Tolupanes han venido sufriendo, de manera sistemática, un proceso de desplazamiento deshumano y amorfo.
Los tolupanes han venido sufriendo, de manera sistemática, un proceso de desplazamiento deshumano y amorfo.

Los tolupanes en Honduras

Los Tolupanes están reducidos a pequeños poblados ubicados en las montañas más altas de los departamentos de Yoro y Francisco Morazán.

Con su propio idioma, sus costumbres, artesanías, formas de organización y una estrecha relación con los bienes naturales y  minerales. Este grupo indígena, a pesar de su reconocimiento como tal, es de los menos favorecidos y más abandonados de la sociedad latinoamericana.

Los Tolupanes están desde siempre en Honduras habitando las tierras que hoy forman los departamentos de Cortés, Yoro, Atlántida y una parte de Colón, en la zona norte del territorio.

Cohabitaron con otros pueblos con los cuales establecieron relaciones políticas y socioeconómicas y se sabe que sus relaciones comerciales llegaron hasta culturas de otras partes de América especialmente las establecidas en la zona sur.

No hay de ellos vestigios ni arquitectura por que no fueron de esa clase de población que erige monumentos, lo suyo fue siempre el comercio, la cacería y la pesca.

Los tolupanes han venido sufriendo, de manera sistemática, un proceso de desplazamiento deshumano y amorfo con el cual han sido arrancados de sus tierras ancestrales y de sus recursos naturales.

Tal proceso de desplazamiento ha supuesto, también, el desaparecimiento de la mayoría de sus métodos organizativos tradicionales y el desprendimiento de algunas de sus tradiciones.

De manera que, ante esa realidad, se hace imprescindible una propuesta de trabajo con estos pueblos que no solo reivindique el medio ambiente y los bienes naturales, sino la cosmovisión de los pueblos, su identidad y la relación que sostienen con la naturaleza como la madre suprema.

Este desplazamiento se cuenta también en la memoria de sus muchos mártires quienes, desde el mismo Vicente Matute, han venido sacrificando su vida por la defensa del medio ambiente, el uso humano de los recursos y el respeto por la dignidad territorial y humana de los Tolupanes.

En la Montaña de la Flor se vive en una especie de “tierra sin ley”, personas ajenas a la comunidad y llegan para talar ilegalmente los árboles, se ensañan con los humildes pobladores, se habla de violaciones sexuales, amenazas a muerte, usurpación e invasión de tierras.

jestereo CC

Acerca del Autor

Victor Aguilar

Victor Aguilar

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario